Me niegan la bonificación de la piscina por millonario y me montan un árbol por la cabeza al regresar de la playa


arbolcasi1Este, sin lugar a dudas, no ha sido nuestro mejor mes. Entre otras cosas peores, este año, el ilustrísimo ayuntamiento local nos ha negado, por primera vez desde que estoy jubilado, la bonificación para la piscina, el único entretenimiento estival que teníamos mi mujer y yo, habida cuenta de mi pírrica pensión.

La tesis de la oficina correspondiente es que durante el 2015, mis hijos pequeños trabajaron (aunque ellos no se benefician de la bonificación). Pese a que llevé posteriormente los comprobantes de que están ahora en el paro, el organismo que entrega con generosa bondad bonificaciones a muchos que percben ingresos en dinero negro, una práctica empresarial demasiado extendida en nuestra ciudad, sin hacer averiguaciones, volvió a negarnos nuestro derecho a bañarnos en alguna de las piscinas locales. Dieron sus motivos y son tan legales como justos los míos.

La cosa es que este año, por millonario al decir de los que pueden darse el lujo de decirlo, no podré ni acercarme a la piscina de Vallparadis que era la que visitaba en años anteriores.

Así las cosas, este miércoles, mi mujer y yo optamos por irnos a la playa y cuando regresábamos, un árbol de Les Fonts, que posiblemente celebraba con júbilo y jolgorio su día internacional, tal vez uniéndose a la animadversión que nos tiene el ayuntamiento, golpeó con fuerza en nuestras cabezas con una de sus ramas caídas , pero, gracias a Dios, no nos pasó nada.

Debo decir, porque me parece justo señalarlo, que un policía municipal que en ese momento llegaba con un compañero a precintar los alrededores del árbol “agresor”, se interesó inmediatamente por nuestro estado.

Y así golpeados pero no maltrechos y agradecidos con el atento agente, seguimos nuestro camino a casa, planteándonos si volver a ir a la playa por los percances que podamos encontrar en el camino o quedarnos en casa, porque definitivamente, al menos hasta el próximo año, ya no podemos contar con la piscina.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s