cochecitocasi1Hay cosas, en esta sociedad buenista y paternalista que algunos políticos quieren imponernos, que sorprenden y abochornan y que, además, nos recuerdan demasiado que ese paternalismo tan discriminatorio, fue un sello característico durante esos 40 años de dictadura, que lo hizo suyo.

Esta semana que termina entre medio de un proceso que nos recuerda por sus prácticas que el fascismo renace de la mano de los rupturistas, nos ha dejado una nota pintoresca que no es otra que la que nos cuenta que LOS VIEJOS VOLVERÁN A MONTAR EN BICICLETA y para ello contarán con el inestimable apoyo del ayuntamiento, que lo que hará, será montarnos (yo también soy un megaterio superviviente) en un triciclo y ¡hala! a disfrutar como niños, que así y no de otra forma ve el paternalismo a los ancianos.

¡Señores míos, por favor!

Eso es como decirle a un jinete octogenario que volverá a montar a caballo para meterlo en una calesa arrastrada por un jamelgo cagón y contemplarlo desde lejos pretendiendo ver su cara de disfrute mientras creemos por ello que nos hemos ganado el cielo.

A nuestra edad, mi “negra” y yo tenemos en casa y en uso, tres bicicletas. Para triciclos o coches a pedales ya tuve suficiente en mi infancia, como atestigua la imagen.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios