Adjudicadas las obras de ensanchamiento de dos tramos de la C-58 entre Terrassa y Badia del Vallès


ximplesEl Departamento de Territorio y Sostenibilidad ha adjudicado las obras de ampliación de la autopista C-58 en la calzada sentido Barcelona correspondientes a la mejora de dos tramos por un importe total de 14,5 millones de euros. 8,1 millones corresponden al tercer carril que se construirá en el tramo entre Terrassa este y el enlace de Sabadell Centre (el término de Sant Quirze del Vallès) y 6,4 MEUR los nuevos carriles de trenzado entre el nudo de San Pablo (Sabadell ) y el enlace con la AP-7 / B-30 (Badia del Vallès). Estos trabajos contribuirán a descongestionar uno de los ejes de comunicación con más tráfico de Cataluña. Está previsto que las obras comiencen durante este otoño, con un plazo de ejecución en ambos casos de 10 meses.

La C-58, una de las principales vías de acceso a Barcelona para los vehículos que vienen del Vallès Occidental y el Bages, registra, en el entorno de Barcelona, ​​más de 160.000 vehículos diarios de media ya la altura de Terrassa centro , 54.000. Entre Barcelona y Sabadell, la calzada tiene tres carriles de circulación por sentido, y hasta Terrassa, dos. Este hecho conlleva congestiones de tráfico y una merma de la funcionalidad en varios puntos de la autopista, especialmente en las zonas alrededor de los enlaces y en las horas punta.

Durante una visita a uno de los puntos de las actuaciones el pasado mes de marzo, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, explicó que estas actuaciones permitirán ganar tiempo para la ciudadanía, reducir congestión y reducir contaminación atmosférica. Rull también puso de relieve que en paralelo a las actuaciones en esta carretera el Departamento invertía en transporte público, con las nuevas estaciones de FGC en Sabadell, que entraron en servicio en julio pasado.

Soluciones técnicas adaptadas a cada tramo

Territorio y Sostenibilidad ha previsto resolver esta situación con soluciones técnicas diversas, según cada caso. Así, ha elaborado un plan que incluye tres actuaciones, que aumentarán la capacidad de la vía y mejorarán la fluidez y seguridad de la circulación. Ahora, el Departamento ha adjudicado las obras de dos de estas actuaciones mientras que, paralelamente, trabaja en la redacción del proyecto de la mejora de un tercer ámbito, entre Sabadell y Terrassa.

Los trabajos en el tramo entre Terrassa y Sant Quirze consistirán en el ensanchamiento de la calzada para formar un tercer carril en el tronco de la autopista, que se iniciará poco después del acceso de Terrassa este hasta enlazar con el tercer carril que ya existe a la altura del enlace de Sabadell centro. Este nuevo carril tendrá una longitud de 4,2 kilómetros. Adicionalmente, se formará un cuarto carril (carril de trenzado), discontinuo, para facilitar las incorporaciones y salidas de la autopista en este tramo en mejores condiciones de seguridad y de fluidez.

Esta obra pretende paliar las retenciones que se originan en el entorno del kilómetro 17, donde una calzada lateral en el sentido Barcelona aporta diariamente unos 20.000 vehículos (provenientes del acceso de Terrassa este, Rubí, las Fuentes y polígonos) el tronco de la C-58, que ya viene cargado con unos 30.000 vehículos procedentes de Terrassa centro, Manresa y otros puntos. La obra permitirá a los conductores ahorrar tiempo de recorrido en este tramo, pasando de los 9,5 minutos y 28 km / h de media actuales a los 3,5 minutos y 78 km / h previstos.

La ampliación de la autopista, que se ha diseñado minimizando la ocupación de terreno y el impacto en el entorno, conllevará la adaptación de las estructuras actuales de forma que se ensanchará el paso superior sobre la línea de FGC de Sabadell y la estructura del enlace de Sabadell centro.

Facilitar los cambios de carril y reducir la congestión

En cuanto a los trabajos en el tramo entre el nudo de San Pablo y el enlace con la AP-7 / B-30, comportarán la formación de dos carriles más a la autopista en sentido Barcelona para facilitar a los conductores los cambios de carril e incorporaciones y salidas. Para ello, se dará continuidad a los ramales actuales del enlace de Sant Pau. Esta actuación requerirá ensanchar la actual estructura sobre el río Seco y desplazar unos metros el trazado de una carretera local situada al pie de la autopista y que une Badia del Vallès y Cerdanyola, así como adecuar un tramo del río Seco a su paso por Badia del Vallès. Estos nuevos carriles tendrán una longitud de 1,8 kilómetros.

Este tramo de la autopista tiene una intensidad media de tráfico diaria de unos 80.000 vehículos en sentido Barcelona, ​​de los que 20.000 se desvían hacia la AP-7.

Mejoras en el acceso a los polígonos

La tercera actuación que Territorio y Sostenibilidad ha previsto es la mejora del acceso a los polígonos de Can Parellada, Santa Margarita, Terrassa este y la carretera BP-1503 a las Fuentes y Rubí, y mejorar la fluidez en el tronco de la C-58 en sentido norte. Así, tiene en redacción el proyecto constructivo de una nueva calzada lateral de dos carriles entre los enlaces de Sant Quirze del Vallès y Terrassa este Polígonos.

De este modo, los 48.000 vehículos diarios de media que circulan por este punto en sentido Manresa, 22.000 ya podrán incorporarse directamente a la calzada lateral dejando el tronco de la autopista más libre por los 26.000 vehículos que continúan su recorrido hacia Terrassa centro, Viladecavalls y Manresa. La actuación se licitará antes de final de año y tendrá un coste previsto de 15,7 millones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s