governEl ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los ex consejeros, destituidos todos en aplicación del art. 155 de la Consitución española, siguen ejerciendo ‘de facto’ sus funciones buscando, presumiblemente, una acción más decidida del Estado, para ofrecer ante el mundo una dramática violación de las normas del estado de Derecho.

Estas  penosas payasadas, han convertido a Cataluña y por extensión también a España, en un circo de barrio para solaz de la humanidad que siempre ha tenido a nuestro país como algo poco serio.

En la imagen, que recoge las notas de prensa de la Generalitat, correspondientes a este domingo, el ex presidente Puigdemont aparece ejerciendo unas funciones de las que fue despojado por su intento de golpe contra la democracia y a su ex consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, que ahora pretende en su triste papel antidemocrático, asumir la que dejó por ética y responsabilidad, Santi Vila.

Como se recordará, Rull  como representante del partido de Jordi Pujol, ocupó la portavocía de CiU en el ayuntamiento de Terrassa y fue el eterno candidato fracasado a la alcaldía de la ciudad.

Anuncios