A los políticos poco o nada les interesan los ciudadanos


chimpancecasi1A pocos días de la elección del nuevo alcalde de Terrassa, queda a la vista y demostrado que a los políticos poco o nada les interesan sus votantes, sino sus puestos primero y sus partidos después. No de otra forma se pueden explicar las extravagantes componendas que parecen gestarse con el único propósito de impedir que sea un militante socialista, Alfredo Vega, el alcalde de la ciudad hasta el 2019.

El partido socialista, pese a que a nivel local, autonómico y nacional ha venido dando tumbos y reflejando una ambigüedad, falta de ideología y de ideas patéticas, fue en mayo del 2015, el partido más votado, pese a una merma considerable de votos y con sus nueve concejales, tanto entonces, como ahora, tiene una mayoría relativa que moralmente debiera permitirle terminar el mandato ejerciendo la presidencia del gobierno municipal en minoría  o con apoyos pactados.

Lo natural, en estos momentos, sería un pacto de izquierdas entre el PSC y la TeC de Xavi Matilla, pero se da el caso que mientras los primeros carecen de una senda fija y van a la deriva lo que les convierte en políticamente descartables, los segundos, como sucursal de Podemos, juegan a una falsa ambigüedad, como si quisieran ocultar una estrategia que dejaría corta cualquier teoría conspirativa y por ello hacerse con una alcaldía de mediana importancia, es presuntamente fundamental. Ante esta disyuntiva, éticamente seguiría primando el derecho del más votado

Descartado el fin señalado en el párrafo anterior, parece gestarse un pacto de TeC con ERC, un partido que huele a fascismo puro y duro, aunque para disimularlo tenga la palabra en la punta de la lengua para escupirla contra los que le adversan. Este sería el el camino indicado en la aplicación del famoso “el fin justifica los medios”, frase que atribuida popularmente a Nicolás Maquiavelo, realmente pertenece a Napoleón Bonaparte. Sin embargo, estos dos grupos, alcanzarían solamente diez concejales.

Para sumar unos cuantos más, apelarían al partido de las dos joyas, una,  Jordi Pujol  a quien como pajaritos le rondan diferentes presuntas implicaciones con la corrupción, paraísos fiscales y otras bellezas y la otra, Carles Puigdemont, el ex president de la Generalitat, prófugo de la justicia nacional, por su supuesta implicación en el intento de golpe contra la democracia.

Pero con ellos, TeC, empataría en votos con el bloque constitucionalista que encabezado por el PSC, incluye a Ciutadans y el PPC, que aunque muy distanciados políticamente, estarían dispuestos a dar su apoyo a Vega.

Y así llegaríamos a la izquierda radical que por radical, es fácilmente cofundible con la derecha extremista, encarnada en la CUP, que tendría, como la tuvo con el político prófugo, la llave de la gobernabilidad. Y si se cuenta con ellos, ya se sabe cómo terminan las cosas.

¿Y de los intereses de la ciudadanía qué? Ese parece no ser un problema a considerar por los seres supra humanos que se han dedicado a ese oficio tan lucrativo llamado “política”

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s