basuracasi1En momentos en que la alcaldía está a punto de caer en manos de la filial local de Podemos. un partido populista , sospechoso de ser una creación del chavismo para a cuenta de Rusia, desestabilizar a la UE, el actual ayuntamiento, gobernado por el PSC,  ha iniciado en los barrios, la tradicional campaña electoral.

En efecto, cada vez que se acerca un proceso, el ayuntamiento en una característica que no solamente a él le es propia, recuerda que la ciudad no está compuesta solamente por sus amigos y vecinos del centro, sino por un conglomerado mucho mayor, que está en esos incómodos barrios que lo único que dan son problemas y en compensación reparten un enorme número de vosots cada cierto tiempo.

Como norma general contenida en una suerte de paternalismo populista heredado del franquismo, sean las elecciones generales, autonómicas, europeas o municipales, distintas cuadrillas generalmente concentradas en la zona central, se descentralizan y comienzan frenéticamente a pintar o repintar señalizaciones de tráfico horizontales, con un afán tal que uno imagina a los trabajadores, caer rendidos en sus camas para dormir agotados, en detrimento del necesario crecimiento demográfico.

Esto indudablemente, dibuja un ficticio escenario de,trabajo político y de fantasioso interés y pese a que lo que hace provocar risas,  ironías y sátiras contra los políticos, al menos algunos votos de despistados se arañan. Peor es nada

Sin embargo, en esta localidad tan abandonada en la medida que se aleja de los sectores burgueses, no es buena idea iniciar obras propagandísticas, porque así como se prevén las cosas para los próximos días, podrían ser los inquilinos del Caballo de Troya ruso quienes sacaran tajada de estas baratas inversiones de última hora.

Pese a que la ciudad sigue siendo la misma, con su basura acumulándose a diario alrededor de los contenedores, las líneas y bibujos blancos me recuerdan en estos días, un juego en el que solía participar en mi infancia… “Nadie sabe para quién trabaja”.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios