El Consejo Comarcal ha adjudicado recientemente el contrato mediante concesión administrativa, de la gestión del “Servicio Público Comarcal de Biomasa Forestal”, a favor de la UTE COMSA RENOVABLES, S.L.U. / COMERCIAL VALLESANA DE SUMINISTROS, S.A. Esta concesionaria será la encargada de gestionar el nuevo Centro Logístico de Biomasa y las dos calderas instala • ladas al Consorcio Sanitario de Terrassa y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB, edificio SAF). Se prevé que a principios de 2018 puedan ponerse en marcha estos equipamientos y se complete la entrada en funcionamiento de todo el servicio.

La concesión del Servicio Comarcal de Biomasa puede suponer, en un principio, la producción de 3.000 toneladas anuales de astilla para las dos calderas de la UAB y el CST. Se estima que un 80% de la producción será para la Caldera del Consorcio Sociosanitario de Terrassa y el 20% para la caldera de la UAB. El Centro logístico, pero tiene una capacidad máxima de producción de 6.600 toneladas anuales de astilla. Las 3.600 toneladas restantes, se venderán a otras calderas públicas o privadas que cumplan con los parámetros previstos, firmando el correspondiente convenio de alta de usuario del servicio comarcal.

El proyecto Bosques del Vallès

El Proyecto “Bosques del Vallès” busca la valorización y explotación biomasa forestal como medida de prevención de incendios. Como fruto ha dado la creación de un nuevo Servicio Público Comarcal. En el marco de este se ha impulsado la construcción de dos calderas de biomasa (CST y UAB) y de un Centro Logístico.

El Barcelona cuenta con 32.795 hectáreas de superficie forestal, un 90% es superficie arbolada. Cabe decir que mayoritariamente se trata de superficie de pino blanco, que ocupa 21.500 hectáreas. El crecimiento vegetativo del pino blanco está estimado en 40.000 toneladas anuales de madera en rol, equivalente a 25.000 toneladas / año de astilla.

Este proyecto es promovido por el Consejo Comarcal del Vallès Occidental y los ayuntamientos de la comarca. Nació en 2013 con el objetivo de reducir el riesgo de incendios forestales, a través de la dinamización del mercado de compraventa de biomasa forestal primaria para usos térmicos. Su objetivo es aumentar la gestión forestal sostenible, especialmente de los bosques privados que son un 89% de los existentes en la comarca. Tiene además, importantes beneficios en reducción de emisiones de CO2, en contraposición al ciclo de carbono de los combustibles fósiles sustituidos, y sobre la creación de empleo y el desarrollo local. La estrategia trabaja sobre la reducción de los elevados costes que tiene la producción de la astilla en la comarca, a través de inversión pública y del fomento de la movilización y la valorización de la madera forestal.

Anuncios