Pocas semanas después de su apertura, el centro comercial Terrassa Plaça, ha cambiado de propietario. En efecto, el emplazamiento que cuenta con la presencia de establecimientos como Mercadona, Bricomart, Gifi y otros con marca no menos importantes, ha pasado del Citygrove británico, a manos de la gestora alemana Real I.S.

La noticia que conocíamos ayer, abre las puertas para que la transnacional que está presente en cinco países europeos, aparte de Alemania, Francia y Luxemburgo.se expanda por España, pues entre sus proyectos inmediatos figura la creación de su filial Madrid, Real I.S.

La operación terrassense fue llevada a cabo a través de su fondo de inversión en activos inmobiliarios Real I.S. BGV VII Europaere, siendo el vendedor el grupo promotor Citygrove.

Imagen de archivo Terrassa en la Mira

Anuncios