Nota de Prensa.- Terrassa se incorpora al proyecto Recooperem, Cocina para compartir con la participación de cuatro escuelas, que son la Escuela Francia, la Escuela Roser Capdevila, la Escuela Obispado de Egara y la Escuela Enxaneta, y de la fundación PRODIS. Cinco puntos donde se trabajará en favor del aprovechamiento alimentario y para evitar que se tire comida en buen estado. El Recooperem es un proyecto impulsado por el Consejo Comarcal y el Consorcio para la Gestión de Residuos del Vallès Occidental para trabajar por el aprovechamiento alimentario en las escuelas. Actualmente, después de dos cursos en marcha, y con la incorporación de Terrassa, participan un total de 24 escuelas de 9 municipios de la comarca. El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, acompañado por el presidente del Consejo Comarcal, Ignacio Giménez, y del presidente del Consorcio para la Gestión de Residuos, Ricard Torralba, ha presentado hoy la implementación de esta iniciativa en la ciudad, en un acto que ha tenido lugar en la Escuela Francia (calle de Frederic Soler, 142).

El Ayuntamiento de Terrassa colabora a través de los servicios de Medio Ambiente, de Servicios Sociales y de Educación para desarrollar el convenio del Recooperem con el Consejo Comarcal y el Consorcio de Residuos. Así, para garantizar el almacenamiento de la comida recogido, el servicio de Educación ha comprado congeladores, que ha distribuido a los diferentes centros educativos. Además, el Laboratorio Municipal hará las correspondientes analíticas de la comida recogido para garantizar sus buenas condiciones sanitarias.

El Recooperem tiene una doble vertiente igualmente ambicioso, el social y el medioambiental. Gracias a este proyecto se da cobertura a familias de la comarca que se encuentran en situación de vulnerabilidad -ya sea por dependencia como por su situación económica-, ya que pueden disponer de comidas cocinadas en las escuelas y con las máximas garantías sanitarias. Además, el Recooperem evita la generación de residuos y el desperdicio alimentario.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Agencia de Residuos de Cataluña y de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT). En estos momentos, además de Terrassa, participan en el proyecto los municipios de Castellar, con seis escuelas; Viladecavalls, con dos; Vacarisses, Rellinars, Sant Llorenç Savall y Ullastrell, con una en cada municipio, Matadepera con dos; y Rubí, con cinco.

Resultados

Los datos del curso escolar 2016-2017 han confirmado la buena marcha del proyecto, con un aumento del 50% de comidas servidas durante el curso pasado y con un incremento del 43% de los kilos de materia orgánica que no se han convertido en residuos. En total, en los dos cursos de funcionamiento del proyecto, se han podido entregar 10.025 comidas a familias vulnerables de la comarca. En concreto, durante el curso 2016-2017 se ha podido llegar a 272 familias con dificultades.

Desde el Consejo Comarcal y el Consorcio para la Gestión de Residuos se trabaja para incorporar nuevas escuelas y nuevos municipios al proyecto para ampliar así la red de distribución y aumentar la prevención de generación de residuos. En estos momentos se trabaja para que se puedan hacer efectivas los próximos meses las incorporaciones de Barberá del Vallés, Badia del Vallès, Sentmenat y Castellbisbal.

¿Cómo funciona el Recooperem?

Una vez terminado el servicio diario del comedor de la escuela, la comida disponible apto para el consumo se prepara como comidas cumplidos en unas taifa facilitados por los entes comarcales. El alimento cocinado que no ha sido servido, y que se ha mantenido en condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas, se reparte en recipientes que se etiquetan con información relevante (alimento, cantidad y fecha de congelación) y se congelan a -18ºC. Tienen una caducidad máxima de 3 meses si se conservan congelados.

Una entidad social, que en el caso de Terrassa será La Despensa, Centro de Distribución Social de Alimentos de Terrassa, promovido por el Ayuntamiento de Terrassa y gestionado por Cruz Roja, recoge las comidas y los reparte entre las familias que cumplen determinados requisitos , como por ejemplo gente mayor dependiente o familias que sufren pobreza energética o con niños a cargo.

Con estas comidas se garantiza que los Despensas Solidarios y las entidades pueden contar también con alimentos cocinados seguros y de calidad, que completan la oferta de alimentos básicos que se recogen habitualmente a través de los recaudos, mejorando el aporte nutricional y evitando el desperdicio alimentario.

Iniciativa social y medioambiental

Recooperem es una iniciativa de carácter social y se incluye dentro del programa de población frágil e inclusión social que lleva a cabo el Consejo Comarcal con el objetivo de dar apoyo a las personas más vulnerables para luchar contra la pobreza y favorecer la equidad de acceso a recursos. Asimismo, el proyecto consigue reducir el número de alimentos en buen estado, aptos para el consumo, que actualmente acaban en la basura ya que no existía ningún canal de aprovechamiento organizado.

El Consejo Comarcal y el Consorcio para la Gestión de Residuos han firmado un convenio marco al que se pueden adherir, para colaborar en diferentes actuaciones: las empresas y / o entidades de alimentación y / o restauración, con comida sobrante que quieran ceder; los ayuntamientos de la comarca que participen en la búsqueda de familias beneficiarias del proyecto y / o en el almacén y distribución de la comida y las entidades de voluntariado que participen en la logística del proyecto.

La distribución de alimentos se hace con la colaboración de las escuelas públicas, las empresas de catering operadoras de los servicios de comedor, los ayuntamientos vallesanos y las despensas municipales. También pueden participar los restaurantes que quieran adherirse a la propuesta.

Esta es una iniciativa en la que la confluencia de trabajo transversal en el ámbito social y ambiental contribuye a mejorar la salud, la equidad y la sostenibilidad del territorio, en la línea del PINSAP- Plan Interdepartamental y Intersectorial de Salud Pública y totalmente alineada con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Foto Ayuntamiento de Terrassa

Anuncios