Nota de Prensa.- La empresa municipal de limpieza y recogida de residuos, Eco-Equip, despliega, como cada año, un dispositivo especial para hacer frente a la campaña de retirada de hojas. En total, 78 operarios se ocupan de estas funciones, agrupados en diferentes modalidades de equipos para dar respuesta a las diversas necesidades de los diferentes espacios de la ciudad. Desde noviembre y hasta enero, este dispositivo está disponible para la recogida de las hojas, aunque su dedicación depende de un fenómeno tan poco controlable como es la caída de estas hojas.

Esta planificación de recursos se organiza según cuatro modalidades de equipos. Contretament, trabajan en estas tareas nueve equipos de barrido manual; dos equipos de barrido mecánico, con una barredora; y dos equipos de barrido mixto que combinan el trabajo de una máquina con el barrido manual de los operarios; además, de dos equipos de recogida de bolsas de hojas que dan apoyo a los de barrido manual, recogiendo los restos de su tarea. El destino de unos equipos u otros depende de las condiciones de las calles, la anchura, la existencia de plazas de aparcamiento o la especial densidad de los árboles que producen las hojas, por ejemplo.

Este dispositivo no es sólo una redistribución de los recursos, sino que implica un refuerzo del personal. Concretamente, Eco-equipo cuenta con 42 trabajadores de planes de empleo del Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC) para desarrollar estas tareas; y, por otra parte, 10 operarios han sido contratados temporalmente por la empresa municipal para esta campaña.

Más allá del refuerzo, en esta ocasión, Eco-equipo cuenta con una máquina autocompatadora, que también hace más eficiente el despliegue del dispositivo. Concretamente, las barredoras pueden ir a descargar su contenido en las instalaciones de Eco-equipo, sin necesidad de trasladarse hasta la planta de Can Barba. La optimización de los recursos se entiende teniendo en cuenta que cada barredora debe hacer entre cuatro y siete descargas cada jornada. La utilización de esta nueva máquina supone dejar de hacer entre 11 y 19 kilómetros de circulación sin trabajo para barredora y jornada. El autocompactadores ha procesado ya 16 toneladas de hojas en dos vaciados en una semana.

Foto archivo Terrassa en la Mira

Anuncios