La policía local de Terrassa montó la noche de este sábado un dispositivo de control selectivo de conductores y vehículos en la Av. de Barcelona, a su paso por la Plaza dels Països Catalans, muy cerca de la sede del cuerpo.

Este operativo que se realizó aproximadamente a partir de las nueve de la noche, ocasionó un atasco de varios centenares de metros que afectó a los vehículos que se desplazaban desde la plaza de la Dona, lo que dio la oportunidad a gran cantidad de conductores para desviarse o girar hacia atrás, mientras que los que debían seguir necesariamente por la ruta tuvieron que esperar entre quince y veinte minutos hasta sobrepasar el citado objetivo.

Anuncios