El secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, acompañado del alcalde de Sabadell, Matías Serracant, ha presentado hoy las obras de integración urbana de la línea de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) en los barrios de Gràcia y Can Feu, que comenzarán mañana. Esta actuación, que cuenta con un presupuesto de 19 millones de euros (sin IVA), consiste en el cubrimiento de las vías del ferrocarril en un tramo de 375 metros que ahora discurre en superficie.

En concreto, se cubrirá el tramo desde la calle Sobarber hasta pasado el paseo de Can Feu. La generación de este nuevo tramo cubierto implicará la modificación de las rasantes de las calles del entorno y de la pendiente de las vías a lo largo de 975 metros, hasta enlazar en superficie con las vías existentes en el término de Sant Quirze del Vallès. Esta actuación permitirá mejorar la permeabilidad y la movilidad en el entorno de la línea de FGC, al tiempo que creará un nuevo espacio para el uso ciudadano.

Cambios en el tráfico

La ejecución de los trabajos, que finalizará la primavera de 2019, comportará afectaciones en la movilidad en el entorno de la obra. En este sentido, a partir del martes, 9 de enero, se cerrará al tráfico el paseo de Can Feu, entre la plaza del Milenio y la calle de Damián Forment, hasta el final de las obras.

En consecuencia, el tráfico de vehículos desde el norte hacia la plaza del Milenio se desviará por la avenida de Arraona en dirección a Sant Quirze del Vallès. Los vehículos que vayan desde el norte en dirección a la C-58 se desviarán por la carretera de Terrassa hasta la ronda Oeste o en la rambla de Iberia.

Por otra parte, se recomienda utilizar la ronda Oeste como vía de entrada y salida de los barrios del norte y oeste de la ciudad, así como la Gran Vía. Para poder acceder a los barrios de los Merinals y de Can Feu viniendo desde Barcelona, ​​el itinerario más directo será entrar en Sabadell por el lateral de la autopista C-58 y tomar la salida por la avenida de Arraona.

Afectaciones al transporte público

Para minimizar las afectaciones al vecindario y reducir la duración total de las obras -hasta seis meses, los trabajos que afectan a las vías se harán básicamente de día. Así, habrá que interrumpir el servicio ferroviario durante el verano próximo, entre las estaciones de Gràcia | Can Feu y Sant Quirze del Vallès, manteniendo la circulación de trenes entre Can Feu y las estaciones de la ciudad de Sabadell. El servicio ferroviario se sustituirá por uno alternativo con autobuses. De este modo, una vez restituido el servicio ferroviario, los trenes ya circularán en la cota definitiva y a finales del otoño, ya estarán cubiertas las vías.

Una línea de ferrocarril ampliada

El 20 de julio culminó la prolongación de la línea de FGC en Sabadell, con la puesta en servicio de 3,7 kilómetros nuevos de vía y tres nuevas estaciones: la Cruz Alta, Sabadell Norte y Sabadell Parque del Norte. En septiembre de 2016 entraron en funcionamiento 1,5 kilómetros de vía y dos estaciones -Can Haga Y Gracia y Plaza Mayor. Desde la entrada en funcionamiento de todo el prolongación, el número de usuarios en Sabadell ha crecido un 23%.

Para absorber el crecimiento del número de viajeros anual motivado por esta prolongación y el de Terrassa y Sabadell y el incremento de la movilidad, la Generalitat ha adjudicado la construcción de 15 nuevos trenes para la línea del Vallès de FGC, por un importe de más de 120 millones de euros. Este aumento de la flota de unidades, además, permitirá multiplicar por dos la frecuencia de paso en los ramales de Sabadell y Terrassa, pasando de un servicio cada 10 minutos en hora punta en un tren cada 5 minutos. Estos nuevos trenes se incorporarán al servicio paulatinamente entre 2019 y 2020.

Finalmente, la Generalitat iniciará también este mes de enero los trabajos de instalación de un ascensor más y de escaleras mecánicas adicionales en la estación de Sabadell Plaza Mayor.

Anuncios