casi1La suciedad tradicional, el horrible transporte público municipal, los huecos en las calles, las aceras intransitables, los obstáculos para la movilidad, el abandono de los barrios no son, por recurrentes y habituales, noticia en nuestra ciudad.

Sí lo son lamentablemente esos 745 kgs. de cocaína que una banda internacional almacenaba en una vivienda de la localidad según dio buena cuenta ayer la prensa regional y nacional. Y es noticia porque la nuestra suele ser una ciudad tranquila y legal y sucesos como el reseñado no son más que la excepción que confirma la regla.

La cosa es que guardar esa droga en la ciudad, no parece ser más que un vano intento por dejarnos mal, porque esta venía de Panamá hasta Lisboa metida en piñas, de Lisboa a Terrassa y de Terrassa a dos laboratorios situados en Madrid, que ya podían haber utilizado un almacenamiento más cercano al sitio del procesamiento para dejarnos en paz.

Digo yo.

Así es la vida, Así on y así están las cosas.

Anuncios