El instructor de los Mossos d’Esquadra en la operación Caronte ha dicho en el juicio que desarticularon en 2015 la célula yihadista ubicada en Terrassa para evitar que llevaran a cabo la acción que ya tenían preparada de secuestrar y degollar a una mujer al modo de Dáesh.

La Audiencia Nacional ha reanudado hoy el juicio de diez detenidos en esta operación con la declaración como testigo de este mando de los Mossos d’Esquadra que ha confirmado que la célula ya había realizado fotos de posibles objetivos para atentados en Barcelona al modo del Estado Islámico con metralletas y explosivos.

Anuncios