Choca y el conductor huye a pie y la pasajera en el coche sin tener permiso de conducir


Nota de Prensa.- A las 20.45 h del domingo, una conductora llamó a la Policía Municipal para informar que había sufrido la colisión por alcance de otro vehículo en la calle Colón, en la rotonda con la avenida Santa Eulalia, que cuando se había bajado del vehículo para comprobar los daños, había visto al conductor infractor salir de su vehículo y salir corriendo del lugar. También explicó que la pasajera del vehículo contrario se había puesto al volante y se había marchado del lugar sin facilitar ningún dato para realizar el parte de accidentes. La conductora informó que siguió también por las calles de la zona el vehículo fugado, que circulaba a gran velocidad y que, al llegar a la rotonda de la carretera de Moncada, con la calle de Badajoz, el vehículo perdió el control y salir de la vía, subiendo a la acera hasta colisionar contra una farola de alumbrado público.

Al lugar acudió una patrulla de la Policía Municipal, que identificó la conductora responsable de la conducción negligente y comprobó que no tenía permiso de conducción válido, por lo que fue denunciada. El agentes pidieron una grúa para retirar el vehículo de la acera, y éste quedó inmovilizado mecánicamente a la espera de su grúa de asistencia. También acudieron dos unidades del Parque de Bomberos, que cortaron el farol y precintaron la zona para proteger a los peatones. Asimismo, se activó el servicio de urgencias de Sece, que restableció el alumbrado público afectado a causa del accidente. Los agentes realizaron la inspección ocular de la zona y el informe técnico de accidentes.

Posteriores indagaciones hicieron posible a la Policía Municipal identificar al conductor que había huido corriendo, que fue denunciado por no facilitar los datos y marchar del lugar del accidente.

Un accidente con alcoholemia positiva

El sábado, a las 6.40 h, el 112 informó a la Policía Municipal de una colisión en la Rambleta del Padre Alegre, en su incorporación desde la C-58. La Central envió una patrulla, que informó que se trataba de una salida de la vía y que había un único vehículo implicado, con un ocupante. Al parecer, el vehículo colisionó contra una señal vertical de circulación y de rebote, contra un árbol. Los agentes pidieron una ambulancia para asistir al conductor, con heridas leves. Los agentes también detectaron que podría estar bajo los efectos del alcohol y le hicieron la prueba en el lugar con un etil·lòmetre estimativo, dando un valor positivo. El conductor explicó que se le había cruzado un jabalí y tuvo que realizar una maniobra evasiva que le hizo salir de la vía.

La ambulancia trasladó al conductor al Hospital Universitario MútuaTerrassa, mientras que los agentes realizaron la inspección ocular e informe técnico de accidentes. Posteriormente, una unidad policial le hizo la prueba en un etil·lòmetre de precisión, pero parece que el conductor se había puesto nervioso y agresivo al Servicio de Urgencias y la habían calmado con sedación; por lo que no se le pudo realizar la prueba en aire expirado. Desde la Central de Mando pusieron en contacto con el Juzgado de Guardia de Terrassa, que autorizó a los médicos a realizar una extracción en sangre. Se instruyeron diligencias penales hacia el conductor reseñado.

Diligencias penales contra tres conductores ebrios, uno de ellos implicado en un accidente de tráfico

A las 20 h del viernes, dos agentes de Policía Municipal acudieron a la calle de Galileo, esquina con la calle del Niño Martí, después de que el 112 informó de un accidente de tráfico. Las unidades policiales interrogaron a los conductores, uno de los cuales informó que desconocía las causas por las que había colisionado contra un vehículo que estaba bien estacionado y con un pasajero en el interior. Los agentes comprobaron que el conductor presentaba evidentes síntomas de estar ebrio y lo sometieron a las pruebas de detección de alcohol en un etilómetro estimativo, en las que dio resultados positivos.

Los sanitarios de dos ambulancias atendieron en el lugar el conductor infractor y el ocupante del vehículo estacionado, pero ambos rehusaron ser trasladados a un centro asistencial. El infractor fue trasladado a las dependencias policiales, donde fue sometido a las pruebas de impregnación alcohólica en un etilómetro de precisión, que reflejó tasas de 0,81 mg / ly 0,80 mg / l, por lo que se ‘l informó que se le instruye diligencias por estar implicado en un delito contra la seguridad del tráfico.

Hacia las 3.30 h del sábado, una patrulla de la Policía Municipal observó como un vehículo circulaba a muy poca velocidad por la calle de Tàrrega. Los agentes lo detuvieron y comprobaron que el conductor se encontraba gravemente afectado por la ingesta de alcohol. Lo trasladaron hasta la sede policial, donde fue sometido a las pruebas de alcoholemia, en las que dio resultados de 0,77 mg / l y 0,75 mg / l. Los agentes le informaron de que instruyan diligencias penales por cometer un delito contra la seguridad del tráfico.

A las 10.45 h del domingo, un ciudadano comunicó a la Policía Municipal que un individuo se había dormido al volante ante un semáforo de la calle de Salmerón. Una unidad policial acudió al lugar e identificó al conductor, que presentaba sintomatología clara de embriaguez. Por este motivo, fue trasladado a las dependencias policiales y dio tasas de alcohol de 0,76 mg / l y 0,70 mg / l en las pruebas pertinentes. Se le instruyeron diligencias penales.

Denunciado administrativamente por tener sustancias estupefacientes

A las 16 h del viernes, dos unidades de la Policía Municipal identificaron un grupo de individuos que hacían alboroto en la calle de Jacint Elias, a la altura de la calle de San Cosme. En el registro, le localizaron 2,1 g de marihuana en uno de los bolsillos del pantalón de uno de ellos. La sustancia le fue requisada y el infractor sancionado por la vía administrativa por tenencia de sustancias tóxicas.

Dos conductores denunciados por dar positivo en las pruebas de alcoholemia

A las 3.30 h del sábado, una unidad de la Policía Municipal detuvo un vehículo que circulaba a una velocidad demasiado baja por la calle de Ramon y Cajal, a la altura de la calle de Marinel·lo Bosch. Los agentes detectaron que la conductora desprendía olor a alcohol y fue instada a someterse a las pruebas de alcoholemia en el etilómetro de precisión instalado en las dependencias policiales, dando tasas de 0,43 mg / l. 0,41 mg / l. La conductora fue sancionada.

Hacia las 3 h de esta madrugada, un conductor ha sido sancionado al ser detenido por una unidad de la Policía Municipal en la avenida de Jaime I, a la altura de la calle del Camino de Castellar, y dio positivo en las pruebas de alcoholemia, con tasas de 0,68 mg / ly 0,63 mg / l. El infractor también ha sido denunciado por tener caducado el permiso de conducir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s