Ante la agresión que ha sufrido hoy la sede de la Comisaría de la Policía Nacional en Terrassa, en el que unos desconocidos han lanzado huevos y globos con pintura en la fachada de las dependencias policiales, el Gobierno municipal quiere expresar su más firme condena a este acto vandálico, y dar todo el apoyo a la comisaría y al cuerpo de Policía Nacional. Se trata de un ataque lamentable que, aunque aislado, sólo merece condena y rechazo, dado que empaña la buena convivencia de que siempre ha disfrutado y ha de continuar disfrutando una ciudad abierta, plural, cívica y diversa como siempre ha sido Terrassa.

Anuncios