Grupos de vándalos volvieron a atacar esta madrugada las instalaciones de la Policía Nacional de Terrassa, lanzando contra su fachada globos con huevos y pintura principalmente amarilla, el color de apoyo a los sujetos que cumplen prisión preventiva por su presunta relación con el intento sedicioso contra la democracia.

Anuncios