Nota de Prensa.- Ayer jueves, hacia las 16:15 h, se recibió una llamada a la Policía Municipal donde un ciudadano alertaba de una colisión en la calle Puig Novell. Se presentó en el lugar una unidad policial que informó que se trataba de un vehículo que había colisionado con dos vehículos estacionados. El vehículo estaba parado en medio de la calle, a la altura de la calle de Font Vella, generando una retención importante.

Dos unidades motorizadas de la Policía Municipal acudieron al lugar para realizar tareas de regulación del tráfico. Estos tuvieron que proceder a bajar la pilones de la calle de Font Vella para desviar el tráfico. Con esta medida se consiguió aliviar la retención, que duró casi una hora.

El conductor del coche implicado explicó a los agentes que cuando salía de la calle de San Pablo escuchó un ruido mecánico y perdió el control de la dirección del vehículo, colisionando con dos turismos estacionados en la calle Puig Novell. Al conductor se le realizó la prueba estimativa de detección de alcohol en aire expirado, dando resultado negativo. Los agentes desplazados activaron la grúa del servicio de Egarvia que retiró el vehículo que había quedado inmovilizado mecánicamente. Los agentes, finalmente, realizaron inspección ocular y confeccionaron el informe técnico de accidente.

Control de alcoholemia

Esta madrugada, junto a las 0.30 h, la Policial Municipal ha realizado un control estático de alcoholemia en la Rambleta del Padre Alegre. Los agentes han detenido un vehículo y han realizado al conductor la prueba de alcohol en aire expirado, con resultado positivo de 0,58 mg / l en la primera prueba y de 0,42 mg / l en la segunda. Al conductor se le ha formalizado una denuncia administrativa por conducir con una tasa superior a la permitida y una grúa de Egarvia ha retirado el vehículo al depósito municipal.

Placas de hielo en el Paseo del Veintidós dos de Julio

Esta madrugada, sobre las 4.45 horas, un vehículo patrulla de la Policía Municipal, mientras realizaba un servicio ordinario de seguridad ciudadana, ha observado en el paseo del Veintidós dos de Julio, a la altura de la Plaza de la Estación del Norte, unas placas de hielo en la calzada que podían ser peligrosas para los vehículos. Desde la Central de Mando se han solicitado sacos de sal y una patrulla se ha quedado en el lugar para avisar a los vehículos que circulaban, hasta que se ha solucionado la situación.

Anuncios