Nota de Prensa.- El Ayuntamiento de Terrassa ha desarrollado en los últimos años diferentes acciones con el objetivo de potenciar y fortalecer el comercio local en Terrassa. Entre ellas, diferentes actuaciones destinadas a actualizar y dinamizar los mercados municipales. Con este mismo objetivo, el Pleno Municipal del pasado mes de noviembre aprobó una propuesta de resolución que contempla la elaboración de un Plan Director del Mercado de la Independencia que incluye la actualización de este servicio, tanto desde la perspectiva comercial como de dinamización, mejora y mantenimiento del edificio; un elemento patrimonial que confiere el Mercado una especial singularidad, pero que también condiciona su actividad.

El futuro Plan Director, pues, estudiará las acciones a emprender para definir el futuro Mercado de la Independencia así como estudiar las reformas necesarias para adecuar el edificio a las necesidades actuales, tanto en el ámbito patrimonial, como urbanístico y comercial.

Entre los diferentes elementos arquitectónicos y de interés patrimonial ubicados en el Mercado de la Independencia se encuentra el refugio antiaéreo situado en el sótano del edificio. Este espacio forma parte de un proyecto iniciado durante la Guerra Civil y que preveía la construcción de un túnel de aproximadamente 10 metros de ancho y con capacidad para más de 3.000 personas que conectara la calle Quemado y el Mercado con unas entradas para acceder desde el patio del Ayuntamiento y desde el propio Mercado. Finalmente, se inició la construcción de la galería de entrada por el Mercado de la Independencia, de la que actualmente se conserva una parte.

Según los estudios y valoraciones realizados por los técnicos del Servicio Municipal de Patrimonio y Mantenimiento, la adecuación del refugio antiaéreo para poder programar visitas guiadas de forma regular requeriría diferentes e importantes actuaciones. Entre ellas, el derribo de una parte de los antiguos almacenes, la adaptación de los escalones para hacer accesible, dotación de nuevas instalaciones de control de incendios, electricidad, conducción y bombeo de las aguas freáticas, ventilación forzada o la rehabilitación de los elementos, tanto en su vertiente estructural como en los acabados, entre otras actuaciones.

 

El teniente de alcalde de Cultura, Innovación y Proyección de la Ciudad, Amadeu Aguado explicó, en relación a la propuesta que ha hecho el Grupo Municipal de la CUP para acondicionar el refugio antiaéreo del Mercado de la Independencia, que “No tendría sentido hacer ahora una inversión en la adecuación de un espacio incluido dentro del futuro Plan Director del Mercado de la Independencia. Creemos que primero, de la mano de los agentes implicados y mediante este Plan Director, hay que analizar, valorar y poner negro sobre blanco para clarificar cuáles son las acciones necesarias y poder abordarla posteriormente y de manera integral, y con el consenso de los comerciantes “. Aguado añade que “Entre las reformas que se harán en el Mercado, las del refugio serán, evidentemente, un elemento de consolidación del atractivo del recinto.”

Al margen de este espacio, en la ciudad también se conservan parte de los refugios situados bajo el Convento de las Josefinas y bajo el Cerro de la Arcilla, situado en el patio de la Escuela Pía. En cuanto a la importancia de dar a conocer el valor histórico de este espacio y en relación a la preservación del refugio como parte de la memoria histórica y patrimonial de la ciudad, ya hace algunos años que el Museo de Terrassa, a través de su guía de actividades didácticas dirigida a alumnado de ESO, bachillerato, ciclos formativos, educación de adultos y al público en general; ofrece la oportunidad de participar en visitas al refugio antiaéreo situado en el sótano del Mercado. Estas visitas se llevan a cabo a través de diferentes sesiones e itinerarios organizadas a lo largo del año. En 2015, el Museo de Terrassa organizó un total de 5 actividades que incluían la visita al refugio y que contaron con 149 asistentes, en 2016, se organizaron 5 sesiones con 137 participantes y en 2017 fueron 3 sesiones con un total de 126 participantes. A través del Museo de Terrassa, y durante unos años (hasta 2013), también se hicieron visitas comentadas al Convento de las Josefinas y el refugio de la Guerra Civil situado en este edificio. A partir del año 2013 se dejaron de programar estas visitas por motivos de seguridad debido al mal estado de conservación del espacio.

Anuncios