El director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira, ha inaugurado hoy la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario MútuaTerrassa. La nueva UCI, que depende del Servicio de Medicina Intensiva, se ha diseñado para permitir un cambio de paradigma en la atención al paciente, adaptándose a sus necesidades y las de sus familiares.

Esta nueva unidad se organiza con el objetivo de mejorar la privacidad, el bienestar y el confort de pacientes y familiares, teniendo en cuenta que el paciente crítico es especialmente vulnerable y necesita una atención confortable y humana. Además de las mejoras tecnológicas que facilitan mejorar la capacidad de recuperación y de supervivencia de los pacientes, el aspecto humano es clave en la atención de los pacientes que están en las UCI.

En este sentido, se flexibiliza y amplía el horario de acceso a la UCI por parte de los familiares y se facilita el acompañamiento continuado, disponiendo de mayor intimidad y sin presiones de espacio.

Asimismo, la nueva UCI mejora las condiciones de trabajo de los profesionales, que podrán realizar su tarea asistencial en espacios más funcionales, con luz natural y con mejor circulación.

Jordi Parera, presidente de MútuaTerrassa, ha puesto en valor que la nueva UCI ha permitido un cambio de paradigma en la atención al paciente ya que centra el foco en él y sus familiares, además de contar con un equipamiento técnico del máximo nivel . En este sentido, el director del CatSalut, David Elvira, indicó que cada vez hay más evidencia científica que una atención más humana y con mayor proximidad de los familiares es fundamental para la supervivencia y recuperación de los pacientes más críticos, además de remarcar el beneficio que supondrá el espacio ambiental de la unidad por los profesionales que trabajan. Por su parte, Alfredo Vega, alcalde de Terrassa, manifestó que la inauguración de hoy es una apuesta de incorporación de nuevas tecnologías al servicio de las personas. “Además de proporcionar una excelente calidad sanitaria se han tenido presentes muchas mejoras para los pacientes y por lo tanto estamos satisfechos por esta apuesta de ciudad y de país”, concluyó Vega.

La nueva UCI, ubicada en la planta 4 del Hospital Universitario MútuaTerrassa (HUMT), incrementa la dotación de camas de 12 a 14 y ofrece la posibilidad de atender hasta 20 pacientes en situaciones excepcionales. La distribución del espacio se ha hecho de acuerdo con criterios de optimización y según los requerimientos de atención de los pacientes. De este modo, el espacio está dividido en dos unidades diferenciadas.

Una cuenta con 8 boxes de 14 m2, los cuales disponen de los equipamientos técnicos más avanzados: sobrepresión para evitar entrada de aire exterior, cierre con puertas automáticas y cristales electropolaritzats, grúas en el techo para movilización del paciente, tierra conductivo, etc. Además, está situada en un lugar central de la unidad donde los profesionales tienen visión directa a casi la totalidad de los boxes.

La otra ha sido diseñada de forma más similar a una planta de hospitalización. Dispone de 6 habitaciones de 20 m2 concebidas para un único paciente. Además, cuenta con dos habitaciones adaptadas que permiten el aislamiento de pacientes en casos de patologías infecciosas transmisibles.

Los trabajos que han permitido disponer de las nuevas instalaciones de la UCI comenzaron a finales de junio del año pasado y han implicado una inversión de 1,5 millones de euros. En estos 7 meses, la reforma de la planta 4 ha sido completa: cuenta con una superficie de 955 m2 y la actuación se ha realizado sobre un 80% de la planta (equivalente a 765 m2). Se ha llevado a cabo una completa revisión y actualización estructural y de seguridad, con el aislamiento de las fachadas y la renovación de todas las instalaciones.

El Servicio de Medicina Intensiva

El trabajo del Servicio de Medicina Intensiva (SMI) del HUMT se centra en la atención al paciente crítico, es decir, aquel que se encuentra en situación de riesgo vital inmediato o posible, y que tiene una situación clínica reversible. Como consecuencia de estas particularidades, el funcionamiento del SMI requiere de una atención las 24 horas del día, todos los días del año.

Se trata de un servicio multidisciplinar que integra diferentes áreas profesionales que tiene bajo su responsabilidad tanto la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) como la de semiintensivos (o Semicríticos). El año pasado el SMI prestó atención a un total de 1.783 pacientes e ingresaron un total de 745 pacientes en la UCI.

Anuncios