Nota de Prensa.- A las 8.45 h de ayer martes, una patrulla de la Policía Municipal que hacía el servicio ordinario de seguridad ciudadana observó en la calle de la Rasa, a la altura de la calle de la Industria, un desprendimiento de baldosas de la f ACAN de un edificio. Los agentes informaron a la Sala de Mando, que llamó a los Bomberos de Terrassa, que enviaron una dotación al lugar. Los efectivos de los Bomberos procedieron a limpiar la fachada para evitar la caída de escombros en la acera.

La calle de la Zanja quedó cortado al tráfico desde las 9 h. Los agentes desviaron la circulación de la vía por la Rambla de Egara. Por este motivo, se dio aviso al control de cámaras de la Rambla de Egara para anular las denuncias automáticas en el tramo horario que quedó desviada la circulación. A las 9:40 h se volvió a restablecer la circulación con normalidad. Los agentes se pusieron en contacto con el administrador de la finca para informarle de la obligación de sanear la fachada.

Inmovilización de un vehículo en La Grípia

A las 14.45 h de ayer martes, en la calle de Tortosa, a la altura de la calle de Cervera, una patrulla observó como un conductor realizaba una infracción. Los agentes detuvieron el vehículo y comprobaron que el conductor tenía el permiso de conducción caducado y el vehículo sin asegurar. Por estos motivos, realizaron denuncias e inmovilizar el vehículo en la calle con una trampa.

Ilustración de Ricardo Salvador Casanovas / Terrassa en la Mira

Anuncios