Ayer se constituyó la Mesa de Rieras, un grupo de trabajo dentro del Consejo Municipal de Medio Ambiente, según el acuerdo de noviembre de 2017, para integrar los representantes municipales y los representantes de las entidades interesadas en participar en el seguimiento de las actuaciones en los cauces que atraviesan la ciudad. La reunión se celebra en el Centro Cívico Montserrat Roig (Av. Barcelona, ​​180), a las 18.30 h. El teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, encabeza la representación del Ayuntamiento en la Mesa de Rieras, que contará con una amplia representación de entidades de la ciudad interesadas en el tema, así como de los grupos municipales.

Durante los últimos meses, el Ayuntamiento ya ha mantenido varias reuniones con las entidades vecinales de los barrios por donde transcurren la riera de las Arenas y la riera del Palau, en las que se han tratado temas como las actuaciones de limpieza de residuos y mantenimiento de la vegetación que ha ido realizando el Ayuntamiento, el estado de conservación de los márgenes y el litigio con la Agencia Catalana del Agua (ACA) sobre las competencias de mantenimiento de estos tramos. Con la constitución de la Mesa, se formalizan estas reuniones en un nuevo órgano que se adscribe en el Consejo Municipal de Medio Ambiente. Será un grupo de trabajo donde se hará seguimiento sobre las actuaciones de conservación y mantenimiento de los tramos urbanos de las rieras, ya sean efectuadas por el Ayuntamiento, la ACA o conjuntamente. Una vez constituida la Mesa, se definirá un plan de trabajo y un calendario de reuniones.

Espacio de participación ciudadana

La creación de la Mesa de Rieras en el seno del Consejo Municipal y a partir de la anterior comisión con las entidades vecinales, se aprobó mediante una propuesta de resolución del Pleno municipal del pasado 29 de junio de 2017.

Posteriormente, el 29 de noviembre del mismo año, fue el Plenario del Consejo que dio el visto bueno a la constitución de la Mesa, y se hizo un llamamiento a otras entidades y personas de la ciudad que también se quisieran añadir, a la que han respondido tanto los grupos municipales como otras entidades vecinales de la ciudad, hasta un total de 25 representantes.

Según el Reglamento del Consejo Municipal de Medio Ambiente, las mesas son un espacio abierto a la máxima participación ciudadana, y pueden, previa petición y inscripción, incorporar entidades, colectivos y ciudadanía a título individual que tengan interés en debatir y reflexionar sobre el ámbito que se proponga. Cada grupo determina la dinámica concreta de funcionamiento de las Mesas, como los objetivos, el plan de trabajo y calendario, la periodicidad de las reuniones y los orden del día.

Foto Ayuntamiento de Terrassa

Anuncios