Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña (FGC) emprende este año 2018 un proceso de revisión y renovación de las 22 unidades de tren de la serie 112, construidas en 1996 y que actualmente dan servicio a la línea Barcelona-Vallès, junto con las unidades 113 y 114.

Estos trabajos, presupuestados en 33 millones de euros, abordarán tanto cuestiones de revisión técnica de las unidades para mantener la fiabilidad y la disponibilidad, como una renovación en profundidad de la imagen y de los servicios que se ofrecen a los viajeros.

La primera actuación que se llevará a cabo será la revisión general de las puertas de paso. Con esta operación, las puertas se revisan completamente en sus partes mecánicas y eléctricas para minimizar el número de averías y reducir las afectaciones que este tipo de incidencias pueden causar en el día a día del servicio en la línea. Estos trabajos se han adjudicado a la empresa Faiveley, fabricante original de las puertas de pasaje y cabina de estas unidades, por un importe de 820.605 €. Los trabajos comenzarán en el mes de mayo.

Más adelante se abordarán otros trabajos técnicos, como la sustitución de las puertas de cabina, que actualmente son de tipo mecánico, por unas nuevas puertas eléctricas, o la sustitución de compresores.

En cuanto al interiorismo y los servicios de las unidades 112, las mejoras que se harán irán en paralelo al diseño de las nuevas unidades 115 que entrarán en servicio en la línea del Vallès para mantener una imagen uniforme. Entre estas mejoras destacan la instalación de enchufes, de pantallas para informar al cliente y de iluminación LED dentro de los trenes.

La flota de trenes de la línea del Vallès

Con estas tareas de revisión, FGC continúa con el proceso de modernización y renovación de la flota de trenes que operan en la línea Barcelona-Vallès.

Las unidades de tren de serie 112 entraron en servicio en enero de 1996. La modernización de la red de vía internacional de FGC y la entrada en servicio del conocido como Metro del Vallès, así como la progresiva retirada de la circulación de los trenes más antiguos (unidades 400/500/600) comportó la necesidad de adquirir un material moderno y de grandes prestaciones.

En el año 2014 entraron en servicio las nuevas unidades de la serie 113, que sustituyeron las antiguas 111 adquiridas a principios de los años 80. Un total de 19 unidades a las que se sumaron las cinco nuevas unidades de la serie 114, formadas por tres coches, que dan servicio a las estaciones de la línea L7, donde los andenes son más cortas.

Las unidades que progresivamente se van sumando a la flota de trenes de FGC incorporan los últimos avances tecnológicos buscando las mejores condiciones de confort para los usuarios, además de contar, entre otras mejoras, con sistemas de información, señalización y comunicaciones avanzados así como ser completamente accesibles para las personas con movilidad reducida.

Por tanto, con la futura entrada en servicio de los nuevos convoyes 115, la flota de esta línea estará formada por 65 trenes: 22 trenes de 4 coches de la serie 112, 19 trenes de 4 coches de la serie 113, 5 trenes de 3 coches de la serie 114 y los 19 trenes de 4 coches de la serie 115.

Anuncios