Nota de prensa.- El Ayuntamiento de Terrassa ha creado una nueva modalidad de reserva de alta rotación para las zonas de carga y descarga donde el tiempo máximo de estancia para los vehículos es de 10 minutos, en vez de los 30 habituales. De este modo, se da respuesta a las necesidades de los transportistas que reparten paquetería pequeña, que hacen un uso constante de estos aparcamientos para entregar los pedidos derivadas del comercio electrónico y que no requieren de media hora para hacer la descarga del material. Esta prueba piloto sería una solución para los trabajadores que entregan los pedidos encargados a través de Internet, que se están incrementando a un ritmo del 20% anual.

Para comprobar su efectividad, se han instalado dos reservas, una de 10 minutos y otra de 30 minutos, en la calle de Galileo, en el tramo entre la calle del Padre Labrador y de Vuelta, para comprobar si la reserva de alta rotación es efectiva y cubre así la demanda de los transportistas que a menudo se encuentran con las zonas de 30 minutos ocupadas.

Otra de las novedades que incorpora esta prueba piloto es la modificación del diseño y del contenido de las señales de tráfico. Las placas indicativas de 10 minutos incorporan el color rojo a la señalización con el fin de diferenciarse de las de 30 minutos, que son de color azul. Además, las señales nformeni del horario (laborables, de lunes a sábado, de 8-20 h) y de los vehículos que pueden estacionar (camiones, furgonetas y vehículos mixtos de dos asientos).

En función de los resultados obtenidos de esta experiencia piloto, el Ayuntamiento se planteará implantar estas zonas en otros puntos de la ciudad donde se requiera de un estacionamiento constante y fluido que, a estas alturas, afecta más a los transportistas que entregan las pedidos del comercio electrónico.

Anuncios