Este domingo ha comenzado a resolverse el caso de la desaparición  el pasado día 27 de febrero  del niño almeriense Gabriel Cruz Ramírez, de 8 años, hallado hoy muerto, en el maletero del coche de la pareja del padre, Ana Julia, mientras trasladaba el su cuerpo hacia un lugar donde no pudiera ser hallado por las autoridades.

La mujer comenzó a aparecer como sospechosa para la Guardia Civil, cuando “encontró”  en el campo una camiseta interior del menor que estaba seca y planchada pese a las lluvias que habían arreciado en el sector las horas previas.

Anuncios