El San Cristóbal que con su empate esta jornada con el Unificación Bellvitge 1-1, lleva cuatro partidos consecutivos sin celebrar una victoria, aunque sigue ostentando el liderato de la Primera Catalana, observa inquieto cómo se le aproximan peligrosamente sus inmediatos seguidores.

Aitor en esta oportunidad ha salvado -si es que se puede llamar así-, los muebles de los parroquianos, al emparejar en el minuto 82 un encuentro que en el 67, por intermedio de Suárez, se les había puesto cuesta arriba. De momento, en 24 jornadas los de Terrassa suman 47 puntos.

Anuncios