Nota de Prensa.- A las 6.50 h del sábado, el 112 informó la Policía Municipal de una colisión entre dos vehículos con varios heridos, por lo que ya habían activado a Bomberos y el servicio de ambulancias. La Central de Mando envió un vehículo patrulla, que informó de que se trataba de un accidente fronto-lateral en el cruce de la calle de Dom Bosco y la Ronda Ponent. Parece que uno de los vehículos no respetó la fase roja del cruce semafórica, provocando la colisión. Los agentes informaron que uno de los vehículos implicados, un todoterreno, había huido del lugar del accidente en dirección a la avenida de Àngel Sallent. Antes de huir, este vehículo, debido a la fuerza del impacto, había colisionado con la caja de conexiones del grupo semafórico y con la valla protectora de la Ronda Ponent, causando desperfectos.

Desde la Jefatura se coordinó el resto de patrullas para hacer una búsqueda del vehículo fugado. Los agentes informaron que el conductor que restaba en el lugar del accidente había sufrido lesiones. Una ambulancia lo atendió y lo trasladó posteriormente al Hospital de Terrassa.

En ese mismo momento, el propietario del vehículo fugitivo se presentó en la Comisaría de los Mossos para poner una denuncia por la sustracción de su vehículo, sin que Policía Municipal tuviera conocimiento entonces.

Los agentes de la Policía Municipal realizaron el informe técnico de accidente y averiguar la matrícula del todo terreno, ya que la encontraron entre los restos de plásticos en el lugar del impacto. Tras consultar la matrícula en la base de datos, desde la Central se comprobó que constaba como un vehículo sustraído casi al mismo tiempo de la colisión. Este hecho hizo sospechar a los agentes, que empezaron a trabajar con la posibilidad de una denuncia falsa y desplegaron los efectivos policiales en busca del todoterreno.

Poco después, la Prefectura recibió una llamada de Egarvia solicitando información de un vehículo todo terreno que estaba estacionado ante un vado y presentaba un fuerte golpe, tenía los airbags activados y las puertas abiertas. Se pudo comprobar que se trataba del vehículo fugado y una patrulla acudió al lugar, desde donde una grúa de Egarvia trasladó el vehículo hasta la Prefectura para custodiar y realizar una inspección ocular cuidada.

La división de Atestados de la Policía Municipal tomó declaración al propietario del vehículo y, con toda la información y las pruebas obtenidas, le abrieron diligencias penales por un posible delito de Simulación de Delito. La investigación continúa también por parte de Mossos.

Diligencias a tres conductores implicados en accidentes con tasas positivas penales de alcoholemia

A las 3 h del sábado, un patrulla de la Policía Municipal observó que un vehículo había colisionado contra la plaza de la Mujer. Los agentes notaron que la conductora podía encontrarse bajo los efectos del alcohol y le realizaron las pruebas de alcoholemia, que dieron positivas con una tasa penal. Los agentes realizaron el informe técnico de accidentes y le abrieron diligencias por un delito contra la seguridad vial.

A las 20.40 h del mismo día, una llamada informó la Policía Municipal que un conductor había chocado contra las fachadas de dos empresas ubicadas en la carretera de Castellar, a la altura de la calle de Córdoba, y que había estado a punto de atropellar a un peatón. El requirente informó que en el vehículo había dos personas, que podían estar ebrias, que intentaban irse del lugar. Una patrulla interceptó el vehículo huido en la calle de Córdoba. Los agentes le hicieron las pruebas de alcoholemia al conductor, que dio positivo con una tasa penal, y se le abrieron diligencias por una conducción temeraria y por un delito contra la seguridad vial. Los agentes también encontraron 0,7 g de marihuana al acompañante, que fue denunciado por tenencia de sustancias estupefacientes. Finalmente, los agentes realizaron el informe técnico del accidente.

A las 4.30 h del domingo, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario observó como un vehículo que bajaba por la avenida de Barcelona había colisionado con la plaza de los Países Catalanes. El conductor mostrábamos signos evidentes de haber consumido alcohol y los agentes le realizaron las pruebas de alcoholemia, que dieron resultaron positivas con una tasa penal, por lo que se le abrieron diligencias al conductor por un delito contra la seguridad vial . Finalmente, los agentes realizaron el informe técnico de accidentes.

Actuación en tres accidentes con varios heridos de carácter leve

A las 22 h del viernes, el 112 informó la Policía Municipal que en la calle de Àngel Guimerà habían colisionado un vehículo y un autocar, y que una persona estaba herida leve. Una patrulla llegó al lugar, donde una ambulancia atendió el acompañante del vehículo y, posteriormente, lo trasladó al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los agentes comunicaron que en el autocar había tres pasajeros, que resultaron ilesos. Finalmente, los agentes realizaron el informe técnico de accidentes.

Hacia las 8 h, otro aviso del 112 informó de una colisión entre dos vehículos en la carretera de Rubí, a la altura de la calle de Navas de Tolosa. Una patrulla de la Policía Municipal acudió al lugar y activó una ambulancia, porque una de las conductoras estaba lesionada. Los agentes realizaron el informe técnico de accidentes.

Sobre las 12.10 h del sábado, el 112 informó de un accidente entre un vehículo y un ciclista en la avenida de Josep Tarradellas, a la altura de la calle del Torrent. Una patrulla acudió al lugar, donde una ambulancia del SEM atendió al ciclista y, posteriormente, lo trasladó a Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los agentes realizaron el informe técnico de accidentes.

Dos atropellos

Hacia las 19:10 del viernes, el 112 informó la Policía Municipal del atropello de una menor en la calle de Santo Tomás, a la altura de la avenida de Barcelona. Una patrulla acudió al lugar, donde una ambulancia del SEM atendió a la peatón herida leve y la trasladó al Hospital de Terrassa. Los agentes realizaron el informe técnico de accidentes.

A las 15:55 h del sábado, el 112 informó de un atropello en la calle de León XIII, a la altura de la calle de Pau Marsal. Una patrulla acudió al lugar, una ambulancia del SEM atendió a la persona herida leve y la trasladó al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los agentes le reali zar la prueba de alcoholemia al conductor, que dio negativo, y realizaron el informe técnico de accidentes.

Denunciado un conductor que había sido sancionado y tenía el permiso retirado

Sobre las 21 h del viernes, una patrulla de la Policía Municipal observó un vehículo que circulaba sin las luces reglamentarios para la carretera de Castellar, a la altura de la calle del Doctor Pearson. Los agentes lo detuvieron y comprobaron que el conductor estaba sancionado con la retirada de su permiso de conducir. Los agentes le abrieron diligencias por un delito contra la seguridad vial y van a inmovilizar el vehículo.

Un vehículo crema en la vía pública y el fuego afecta a otro vehículo estacionado y el alumbrado público

Hacia las 4 de la madrugada del domingo, el 112 informó la Policía Municipal que un vehículo estaba ardiendo en la calle Pompeu Fabra, a la altura de la calle de Bartrina, y que se había dado aviso a Bomberos. Una patrulla llegó al lugar y observó que quemaba una furgoneta, en aparente estado de abandono, y que el fuego había afectado otro vehículo estacionado a su lado y también un poste del alumbrado público. Los Bomberos apagaron el fuego y los agentes realizaron actos de daños y de incendio para informar de los hechos.

Dos conductores denunciados por dar positivo en las pruebas de alcoholemia

A la 1:20 h de la madrugada del domingo, una patrulla de la Policía Municipal detuvo un vehículo que había hecho una infracción de tráfico en la calle de la Libertad, a la altura de la calle de Ponent. Los agentes observaron que la conductora tenía sintomatología de haber consumido alcohol y le realizaron las pruebas de detección de alcoholemia, que dieron una tasa penal. Los agentes le abrieron diligencias.

Sobre las 5.15 h del domingo, una patrulla de la Policía Municipal observó un vehículo que hacía una conducción errática en la carretera de Castellar, a la altura de la calle de Málaga. Los agentes lo detuvieron y comprobaron que el conductor presentaba muestras de haber consumido alcohol, por lo que le realizaron las pruebas de alcoholemia, que resultaron con una tasa penal. Finalmente, los agentes abrieron diligencias al conductor por un delito contra la seguridad vial.

Anuncios