Nota de Prensa.- Uno de los intereses del Festival de Jazz Terrassa ha sido siempre el de sumar y complementar el grueso de los conciertos y escenarios principales. Como ejemplo de este afán, el año pasado, el Ayuntamiento de Viladecavalls se ofreció como colaborador del Festival con la programación de un concierto en la plaza de la Masía Can Turu, con un resultado muy satisfactorio y entusiasta.

En la presente edición, Vacarisses y Matadepera unen por primera vez al certamen con atractivas ofertas de jazz en vivo. La ampliación de la órbita geográfica del Festival se debe a la conexión natural de estas poblaciones con terraza, sus flujos de población, la vecindad y la relación cultural.

Durante este fin de semana, de jueves 15 a sábado 17, habrá conciertos en Vacarisses, Matadepera y Viladecavalls.

Boogaloo en estado puro

La fusión de la salsa y la música soul nació en la Nueva York de los años 70 bautizada como boogaloo. Creado por los fundadores del mítico grupo Los Fulanos, Boogalizer vuelve a los orígenes contagiando la energía frenética de este ritmo. El Casal de Vacarisses acoge el jueves la presentación de esta enérgica banda en el Festival.

Y el último sábado del certamen, día 24 a las 10.30 h, La Vella Dixieland protagonizará en la Pl. Mayor el Esmorjazz de la presente edición del certamen vallesano. Gastronomía y música en vivo en Vacarisses.

Jazz clásico con célebres músicos

Old Cats Swing Band es un sexteto con lo más granado de nuestra escena, una formación de viejos colegas por los que el lenguaje jazzístico es modelo de vida y el buen entendimiento escénica, una constante. Con tres premios Jazzterrasman en sus filas, Josep Ma Farràs, Adrià Font y Pau Casares, forman equipo con gatos viejos de las principales bandas barcelonesas como Òscar Font y Artur Regada y el experimentado Federico Mazzanti. La Pl. del Casal de Matadepera acoge la propuesta en un concierto popular el atardecer del viernes.

Laura Simó y Nito Figueras honran a The Beatles

White Pepper es la conjunción léxica de dos joyas musicales que The Beatles nos regaló: Sgt. Pepper s Lonely Hearts Club Band (1967) y The White Album (1968), octavo y noveno álbum del cuarteto de Liverpool.

Desde la pasión y el profundo respeto, Nito Figueras es quien promueve este proyecto con la admiración que siente por Laura Simó y su sensibilidad, elegancia e interpretación. La formación queda completada con tres de los músicos más respetados del país: David Simó (batería), Jordi Franco (bajo eléctrico) y Guim Garcia-Balasch (saxos y flauta). Este sábado al mediodía, en directo en la Pl. Masía de Can Turu en Viladecavalls.

Anuncios