Nota de Prensa.- La Locomotora Negra, Antonio Lizana, Myriam Swanson Magnolia y Ray Gelato & The Enforcers han formado el cartel de una intensa jornada musical protagonizada por el swing, el rhythm’n’blues y el jazz flamenco.

La jornada de conciertos al aire libre del 37 Festival de Jazz Terrassa, el Picnic Jazz Vallparadís ha celebrado su vigésimo aniversario volviendo a congregar una gran multitud. De esta manera sigue manteniendo la línea de alta asistencia que alcanzó su récord hace dos ediciones. De este modo, el Picnic se vuelve a reafirmar como una jornada popular, familiar, festiva y musical en un día en que la climatología ha sido primaveral. Por el escenario del parque han pasado las formaciones La Locomotora Negra, que esta vez ha contado con la voz de Lorenzo Santamaria, Antonio Lizana, Myriam Swanson Magnolia y Ray Gelato & The Enforcers; jazz clásico, flamenco, r’n’b y swing a pleno rendimiento.

Hoy domingo 18 de marzo, entre veinte y cinco mil y treinta mil personas han ocupado toda la extensión de la zona del Torrent de la Fuente de Sagrera, en la parte sur del Parque de Vallparadís. Este es el quinto año consecutivo que el Picnic Jazz se celebra en este emplazamiento, mucho más amplio y accesible.

La jornada, que se desarrolló sin incidencias y según los horarios previstos, ha comenzado pasados ​​diez minutos de las doce del mediodía con la ya tradicional actuación de La Locomotora Negra, que desde hace veinte año ha inaugurado el Picnic. De nuevo, la big band de sonido New Orleans y Dixieland han desplegado un repertorio de tono clásico remachado por la presencia de la voz de Lorenzo Santamaria. El cantante mallorquín ha interpretado “Georgia on my mind” y “What’d I say”, que ha arrancado los primeros pasos de baile entre la audiencia. Y, como conclusión, el ya tradicional “What a wonderful world”.

A continuación, y coincidiendo con la hora del almuerzo, Antonio Lizana, el cantante y saxofonista gaditano, ha presentado su último disco “Oriente” (2,017), un trabajo que mezcla el jazz contemporáneo con la tradición más avanzada del flamenco. La propuesta del músico de Cádiz ha sido una de las apuestas del festival, que ha querido abrir el abanico de estilos musicales y abrazar la vertiente aflamencada del jazz. El público ha recibido con entusiasmo las canciones de Lizana, que incluso ha agotado las existencias de su cd en la parada del Club de Jazz de los Amigos de las Artes y Juventudes Musicales.

El cuarteto liderado por la cantante Myrian Swanson, Magnolia, han sido encargados de recoger el relevo y conducir el Picnic Jazz hacia el terreno del rythm’n’blues clásico y el jazz sofisticado con ecos del Broadway de los años 40. La exuberante voz de Swanson, que se ha mostrado como una sólida frontwoman, ha hecho bailar a una gran parte de público. Aunque una nube ha descargado una fina lluvia durante unos minutos, los bailes no han decaído con la actuación de Ray Gelato & the Enforcers. La descarga de swing y jazz clásico sin concesiones del saxofonista y cantante británico, el estilo vocal se inspira en Louis Prima, han cerrado seis horas de música en vivo al aire libre.

Con el Picnic Jazz Vallparadís, el Festival de Jazz de Terrassa, completa su segunda semana de una programación que se alarga hasta el próximo sábado 24 de marzo y que coincidirá con la entrega del Premio Jazzterrasman al percusionista Pau Bombardó.

Anuncios