casi1La mala gestión del transporte público de Terrassa no se soluciona solamente con la adquisición de nuevas unidades para reemplazar las chatarras que actualmente conforman la mayoría de la flota. Lo más importante es la gestión. La gestión de rutas, la gestión de horarios, la gestión del mantenimiento. Pero aún más importante que los puntos anteriores, está el considerar el servicio como público y no con mentalidad mercantil.

Resulta curioso seguir soportando las carencias y defectos de este servicio que no sirve, sin que se haya llamado a una licitación para dar la administración de TMESA a alguna entidad con experiencia, que seguramente las hay.

Can Parellada y Les Fonts

Si hay un servicio más paupérrimo que el que se pueda prestar en los sectores más centricos, es el que enlaza los barrios de Les Fonts y Can Parellada y polígonos industriales intermedios con el resto de la ciudad y decir el resto de la ciudad queremos significar la de los políticos, o sea el centro.

Los sábados, Les Fonts queda casi aislado con un autobús cada hora y cada media hora Can Parellada. Los domingos, mejora algo la ruta de Les Fonts, cada 45 minutos y empeora la de Can Parellada, con la misma frecuencia.

Pero, aparte de estos horarios humillantes, estos pasan a ser muchas veces simplemente orientativos, pues cuando llegas a la parada el coche ha pasado, por ejemplo, hace cinco minutos, cuando faltan cinco según los carteles. Esto te obliga a esperar el siguiente que en más de una ocasión, lisa y llanamente no pasa por avería o por lo que sea.

Por ejemplo, este domingo la unidad que salía a las 18:30 desde Les Fonts, no lo hizo y los usuarios, cansados y molestos por la burla, debieron esperar el que salía a las 19:15, pero que lo hizo a las 19:17.

Por otra parte, Can Parellada que de salir adelante el distrito 7, a lo mejor tendrá piscina, biblioteca y pipi can municipales, menos huecos en las calles y una conexión política directa con el ayuntamiento, de la cual en apariencia carece totalmente. Decía, dejando los sueños abstractos aparte que por otro lado, Can Parellada y Les Fonts cuentan con centros comerciales, supermercados e infinidad de industrias que requieren de un personal que en muchas oportunidades no tienen acceso al transporte p´`ublico porque en las mañanas el primer bus desde el Cap Oest sale a las 7:01 y por las noches, el último sale de la Plaza Joan Santamaría de Can Parellada, a las 21:35.

Todo lo anterior, sin contarcon  la ausencia de puentes peatonales en la Av. del Vallès entre la carretera de Montcada y la calle de Francia que dificulta a los trabajadores cruzar la riera en caso necesario.

Mientras no llegue al ayuntamiento alguien de estos barrios que les dé voz, deberían intentar solucionar con criterio humanista estas carencias y disparates.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios