Nota de Prensa.- A las 11.10 h de ayer jueves, una llamada alertó a la Policía Municipal de la caída de una vidriera de la fachada de una empresa, a unos cuatro metros de altura, en la acera de la carretera de Castellar, a la altura del Parque de Bomberos de Terrassa. Al lugar acudieron dos unidades motorizadas, donde parece que los cristales cayeron junto a un peatón que en ese momento pasaba por la acera y, aunque no lo tocaron, al saltar para evitar el impacto se lesionó en un tobillo.

Al lugar acudió una dotación de Bomberos, que puso cinta para balizar la zona en un primer momento. También se solicitó la presencia del Servicio de Gestión del Espacio Público del Ayuntamiento (GEP), que completaron el balizamiento con vallas. Desde la Central se llamó al Servicio de Emergencias Médicas 061 y una ambulancia atendió al lugar al peatón, que posteriormente fue trasladado al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los Bomberos limpiaron el resto de cristales en riesgo de caer en la acera.

Mientras se llevaban a cabo estos trabajos, un carril de circulación quedó cortado y los agentes de la Policía Municipal señalizaron un carril para peatones, ya que la acera quedó cortada al paso. Los agentes hablaron con un responsable de la empresa de donde cayeron los cristales para informar de la necesidad urgente de inspeccionar y reparar las vidrieras. Este informó que el viernes por la mañana comenzarían los trabajos de reparación.

Accidente de tráfico de dos vehículos con un herido leve

Hacia las 13 h de ayer, el 112 informó la Policía Municipal de un accidente de tráfico con dos vehículos implicados en la avenida de Santa Eulalia, a la altura de la calle de Guillem de Muntanyans, en el que uno de los conductor se quejaba de un fuerte golpe. Una patrulla acudió al lugar y una ambulancia del SEM atendió al conductor herido en el mismo lugar, no siendo necesario su traslado a ningún centro médico. Los agentes recogieron los datos de la colisión y realizaron informe técnico de accidentes.

Denunciado un conductor por circulando sin el permiso en vigor

A las 20.05 h de ayer, una patrulla de la Policía Municipal vio como un vehículo realizaba una infracción de tráfico. Los agente le pararon en la calle de Les Borges Blanques, a la altura de la calle de Tortosa, y comprobaron que el conductor tenía una pérdida de vigencia de su permiso de conducir por la Jefatura Provincial de Tráfico de Barcelona. Los agentes abrieron diligencias al conductor por un delito contra la seguridad vial e inmovilizaron el vehículo hasta que otro conductor habilitado se hizo cargo.

Imagen de Google Maps

Anuncios