Tradicionalmente las denuncias públicas por incivismo, se centran en aquellos cerdos con aspecto humanoide, que se regocijan tirando la basura en cualquier sitio, principalmente, para que se note y duela más, en los alrededores de los contenedores.

Sin embargo, existen otras manifestaciones de incivismo de las que son protagonistas muchos conductores. No solamente incurren en ello quienes aparcan sus coches sobre la acera, demostrando desconocimiento, sino aquellos, que como el usuario del coche de la gráfica, irrespeta una señalización prácticamente sobre ella. Es cierto que en ese momento no había motos para ocupar sus sitios, pero es que las normas son para cumplirlas, excepto para los ignorantes.

Anuncios