Los gobiernos municipales de Terrassa y Rubí condenan con toda la contundencia los hechos que tuvieron lugar el domingo al mediodía en el Campo Municipal de San Pedro Norte (Terrassa), en el que dos jugadores resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos en un centro hospitalario.

Los hechos tuvieron lugar en el transcurso de un partido de Segunda División Juvenil masculina entre el San Pedro Norte CF y la Escuela de Fútbol Can Mir de Rubí, que se celebraba desde las 12 del mediodía. Una trifulca desencadenada entre jugadores interrumpió el encuentro. Tuvieron que intervenir el Mossos y el partido tuvo que ser suspendido.

Los dos ayuntamientos lamentan los hechos y denuncian la violencia en el deporte en todas sus formas, especialmente en el deporte base, la etapa formativa en que se han de transmitir los valores positivos del deporte. Los dos concejales de Deportes, Eva Candela (Terrassa) y Juan López (Rubí), coinciden en manifestar que hechos como los que se vivieron el domingo en el campo del San Pedro Norte merecen el más absoluto rechazo por parte de las instituciones, la afición, el mundo del deporte y la ciudadanía en general. Los dos ayuntamientos trabajan conjuntamente en la organización de los Juegos Deportivos Escolares con el mensaje “Cuenta hasta 5” para reforzar los valores del respeto y la formación en el deporte base.

Los dos ayuntamientos han tomado contacto con las presidencias de los dos clubes para trasladarlos su preocupación y pedirles que tomen medidas para evitar que se vuelvan a repetir situaciones similares en el futuro.

Fotograma de la TV de Rubí con imágenes cedidas

Anuncios