casiUna vez más los ciudadanos de Terrassa han tenido la oportunidad de valorar positivamente la actual gestión del agua potable, dándole una puntuación superior a 7 puntos sobre 10, lo que debería servir al ayuntamiento para reconsiderar su verdadera manía de municipalizar un servicio que cuenta con el respaldo ciudadano, aunque los políticos en general han dado y seguirán dando buena muestra en la geografía nacional, de que la opinión del hombre y mujer de la calle, les importa un pimiento.

Es curiosa esta valoración pues es el resultado de una encuesta encargada por al ayuntamiento y esto queda claro cuando uno de sus servicios bastante mejorables como es el del transporte público, aparece también en puestos punteros.

Otros sondeos independientes coinciden con la apreciación ciudadana respecto al tema del agua.

Así es la vida. Así son y así están las cosas

Anuncios