(Imagen del primer incendio el pasado domingo)

Nota de Prensa.- Sobre las 7.20 h de hoy, el 112 ha informado a la Policía Municipal de un incendio en un inmueble de la calle de Salmerón, con la calle del Doctor Pearson. Una dotación policial acudió al lugar, donde ha comprobado que había varias viviendas afectados por el fuego. También acudieron tres dotaciones de Bomberos y una de los Mossos, además de dos ambulancias. Se ha procedido a desalojar el edificio. Dos personas han salido por su propio pie y otra ha sido rescatada por los bomberos con una escalera mecánica. Los agentes de la Policía Municipal han cortado la calle y han desviado el tráfico. Dos ambulancias han trasladado a dos personas afectadas por inhalación de humo, con carácter leve, en el Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Bomberos informó que, dada la acumulación de monóxido de carbono, no era seguro permanecer en el edificio. Un técnico municipal ha realizado la correspondiente inspección, junto con Bomberos, y se ha determinado que las condiciones de insalubridad y seguridad del edificio lo hacen inhabitable y, por tanto, se ha determinado cerrar el acceso. Se ha dado aviso al Servicio de Gestión del Espacio Público (GEP) para proceder a cerrar el acceso al edificio. También se ha dado aviso a los propietarios de la finca para que se persone en el lugar lo antes posible para hacerse cargo de las incidencias.

Una conductora denunciada por no tener el permiso de conducir adecuado

Al 01:35 h de ayer jueves, una dotación de la Policía Municipal detuvo una motocicleta que circulaba por la calle de Prat de la Riba, a la altura de la plaza del Once de Septiembre. La conductora presentó un permiso de conducir extranjero. Ya que su residencia está fijada en España hace más de 20 años, la conductora debería haber realizado los trámites administrativos para conseguir el permiso de conducir correspondiente. Además, el vehículo tenía la ITV caducada. Los agentes le informaron y realizaron dos denuncias por las deficiencias administrativas observadas.

 

Un conductor denunciado por circular con el permiso retirado

A las 10.30 h de ayer, en un control de documentación rutinario, una patrulla de la Policía Municipal detuvo un vehículo que circulaba por la avenida del Vallès, a la altura de la rambla de Francesc Macià. Los agentes comprobaron que el conductor tenía el permiso retirado por una orden judicial, procedieron a denunciar el hecho y a inmovilizar el vehículo.

Caída fortuita de un motorista

A las 12:35 h de ayer, el 112 informó la Policía Municipal que un motorista había caído en la calzada en la calle Vendrell, a la altura de la calle de Calaf, y se había activa al SEM. Una patrulla acudió al lugar y observó que el motorista estaba lesionado levemente. Una ambulancia lo atendió y lo trasladó al Hospital de Terrassa. Los agentes recogieron los datos y realizaron el informe técnico de accidentes.

Atropello de una menor con lesiones leves

A las 15.30 h de ayer, el 112 informó de un atropello en la calle de Olot, a la altura de la calle de las Borges Blanques. Una patrulla policial acudió al lugar y observó que una menor había sido atropellada mientras cruzaba por el paso de peatones y había sufrido lesiones leves. Una ambulancia la atendió y la trasladó al Hospital Universitario MútuaTerrassa, junto con una persona ad Ulta que la acompañaba. Los agentes recogieron los datos de los testigos y realizaron el informe técnico de accidentes.

Un motorista denunciado por dar positivo de alcoholemia, circular sin el permiso correspondiente y no tener seguro obligatorio del vehículo

A las 03:50 h de ayer, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario observó un motorista circulando por la avenida del Abad Marcet de forma errática y lo detuvieron a la altura de la calle del Dibujante Avellaneda. Los agentes pidieron la documentación al conductor y observaron que este mostraba sintomatología de haber consumido alcohol. Sometido a la prueba estimativa de alcoholemia, el conductor dio una tasa de 0,49 mg / l. Los agentes lo acompañaron a Prefectura para realizar las pruebas de alcoholemia evidencial, en las que dio una tasa de 0,49 mg / l. Los agentes denunciaron al motorista administrativamente por conducir habiendo consumido bebidas alcohólicas. También observaron que el motorista no tenía permiso de la clase B para conducir este tipo de motocicleta, y su vehículo tampoco tenía el seguro obligatorio en vigor, por lo que se le realizaron dos denuncias administrativas.

Anuncios