Un abusador de menores terrassense admite relaciones sexuales… consentidas


El entrenador terrassense de fútbol juvenil acusado de abusar de menores a los que entrenaba ha admitido ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona haber mantenido relaciones sexuales con tres jugadores cuando tenían 13 y 14 años, pero ha asegurado que eran consentidas y que eran los menores que se lo pedían.

Europa Press informa que en su declaración en la sesión de este viernes del juicio, que ha quedado visto para sentencia, Eduard L.E., vecino del barrio de Can Parellada, ha alegado que cuando ocurrieron estos hechos, en 2007 y 2008 cuando entrenaba un equipo de Can Trías, tenía solo 18 años, una “cercana edad” con los denunciantes, y ha asegurado que nunca intimidó o agredió a ninguno de los menores.

En un interrogatorio de la acusación particular y su abogado defensor, ya que el fiscal ha renunciado a interrogarle, el acusado ha asegurado que tras los hechos siguió su vínculo de amistad con los jugadores, que uno le siguió a su nuevo club cuando cambió de equipo, y que se iban viendo de nuevo en discotecas, además de que nunca le manifestaron ninguna animadversión.

Ha negado otros dos casos de presuntos abusos sexuales contra menores, uno al que conoció porque trabajaba en su discoteca en 2014, y otro al que entrenaba en 2015, y ha asegurado que tuvo una relación sentimental ese año con una menor que trabajaba para él, de 14 años, pero que ella le engañó asegurando que tenía 17, algo que ella corroboró en el juicio.

En su turno de última palabra, Eduard L.E. ha pedido “perdón” a los afectados por si había hecho algo mal pero ha defendido que pensaba que los menores también querían hacerlo.

Los tres jugadores que sufrieron abusos más reiterados confirmaron en el juicio que abusó sexualmente de ellos muchas ocasiones cuando eran menores –hasta 200, cifró uno– y que les amenazaba y les daba collejas, además de hacerles regalos, mientras que un cuarto denunciante ha explicado que los abusos fueron al trabajar para él en una discoteca.

Durante el juicio este viernes, el fiscal ha considerado que los hechos han quedado perfectamente acreditados y que no fueron “un simple abuso sino una agresión” porque hubo intimidación ya que el acusado les amenazó, les dio collejas y a uno llegó a cogerle del cuello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s