Los Mossos del Grupo de Investigación y Documentación (GRD) de la División de Tráfico detuvieron el 25 de abril un funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico de Barcelona, ​​adscrito a la Oficina Local de Sabadell, para aprobar aspirantes en el examen práctico del permiso de conducir a cambio de dinero.

El GRD inició la investigación cuando la Jefatura de Tráfico de Barcelona informó de los hechos a los Mossos tras recibir la denuncia de una autoescuela del Vallés que alertaba de las presuntas irregularidades que se estaban produciendo por parte de un trabajador de la oficina local de Sabadell.

Los investigadores, con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico, comprobaron que el detenido exigía una cantidad económica a los aspirantes a obtener el permiso de conducir, si querían ser declarados aptos en la prueba de control de aptitudes en vías abiertas, conocido como examen práctico. En algún caso el alumno ni siquiera realizó la prueba y fue declarado apto para el examinador, con el riesgo que ello supone.

El funcionario, de 58 años, era selectivo con los alumnos a los que hacía la propuesta: la gran mayoría eran personas inmigrantes, mayores de 30 años y que se habían presentado más de una vez a la prueba sin éxito. Normalmente los abordaba el mismo día del examen y les pedía cantidades que se situaban entre los 250 y los 400 euros a cambio de obtener el aprobado. Ante estos hechos los mossos le detuvieron como presunto autor de los delitos de cohecho, prevaricación y falsificación documental.

Los agentes han podido acreditar que este año habrían aprobado por este método 10 alumnos. Pero no se descarta que sean muchos más ya que el detenido habría examinado más de 2.500 alumnos en 2017.

El 26 de abril el arrestado pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Sabadell y el juez decretó su libertad con cargos con medidas cautelares.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas imputaciones o detenciones.

Anuncios