Nota de Prensa.- La empresa municipal Funeraria de Terrassa continúa el proyecto de renovación de su flota de vehículos para los servicios funerarios con la adquisición de dos nuevos coches funerarios, que se utilizarán principalmente para traslados fuera de Cataluña.

Los vehículos, que son de combustión para poder garantizar la autonomía en trayectos largos, incorporan una plataforma extraíble y elevador interior que facilita la carga y descarga del féretro. También están preparados para el traslado de urnas. El diseño es novedad de este año 2018, por lo tanto los de Funeraria serán los primeros coches fúnebres de este modelo que funcionen en Cataluña. El importe de la inversión es de 150.000 €.

El proyecto de renovación, puesto en marcha a mediados de 2016 con la publicación de los primeros pliegos de contratación, se empezó a materializar el año 2017 con la puesta en marcha de los dos vehículos funerarios eléctricos que se utilizan actualmente en ceremonias dentro del complejo funerario y traslados comarcales.

Completan la flota dos vehículos funerarios de gasóleo, que, con la incorporación de las nuevas unidades, se destinarán principalmente a los traslados Intercomarcales; 2 furgones de gasóleo, para las recogidas de personas fallecidas en centros hospitalarios, residencias y domicilios; 3 vehículos híbridos, para apoyo de las ceremonias y las gestiones administrativas, y 1 vehículo eléctrico para el acompañamiento a las familias durante las ceremonias en el complejo funerario.

Durante el año 2018 también está prevista la adquisición de un nuevo furgón de recogida, con nuevas prestaciones, y un importe aproximado de 40.000 euros, que completará el proyecto de renovación de la flota.

Imagen de Funeraria Terrassa

Anuncios