Al mediodía de este sábado hemos dado un breve paseo por distintos puntos del centro  de la ciudad, donde se desarrolla un año más la que ya es la tradicional Fira Modernista.

Miles de personas, unas disfrazadas, otras no, se habían dado cita para contemplar los espectáculos, los trajes modernistas o invertir en los tenderetes de época y disfrutar, especialmente los niños, de un espectáculo de títeres en laPlaça Nova.

Y en una edición dedicada a la gastronomía local, no ha sido extraño ver a parte del equipo de gobierno, Amadeu Aguado y Marc Armengol entre algunos otros, sentado, con el alcalde Alfredo Vega, a la cabeza, en unas mesas cercanas al palacio consistorial, aunque más que manjares parecían disfrutar de unas refrescantes cervezas.

Como siempre, pese a que el sol no ha sido esta vez un buen aliado , hemos contemplado un panorama pintoresco y pletórico de entusiasmo.

Fotos Norma Gómez y Ricardo Salvador / Terrassa en la Mira

Anuncios