La Tabla de fiscalidad local y simplificación administrativa del Pacto por la Reindustrialización avanza sus trabajos para conseguir un modelo compartido de fiscalidad local que promueva la cooperación entre pueblos y ciudades para atraer inversiones y empresas en el Vallès Occidental y facilite el desarrollo de la actividad industrial . La Mesa, formada por los ayuntamientos de la comarca y que cuenta con participación de los agentes económicos y sociales, se reunió el pasado viernes día 18 de mayo en Castellar del Vallés para avanzar en el plan de trabajo de los dos próximos años, hacer balance de la implementación de las recomendaciones que se propusieron el año pasado para las nuevas ordenanzas de 2018 y compartir experiencias innovadoras que se están poniendo en práctica.

El presidente del Consejo Comarcal, Ignacio Giménez, aseguró que “la fiscalidad y la simplificación administrativa tienen un gran peso en las medidas del Pacto por la Reindustrialización ya que es donde visualiza de manera clara el cambio de paradigma que queremos impulsar: no competir por acoger inversión sino cooperar entre municipios para ser capaces de establecer políticas conjuntas desde el territorio que favorezcan que el Vallès siga siendo un territorio eminentemente industrial “. Y añadió que “por eso creemos que debe producirse un cambio en la percepción de las ordenanzas fiscales. Debemos pensar que con las ordenanzas fiscales estamos haciendo, desde los ayuntamientos, políticas públicas: no sólo tenemos que plasmar las políticas públicas en las partidas de los presupuestos sino también en las ordenanzas “.

El consejero del Área de Desarrollo Económico, Juan Carlos Paredes, explicó que el 15 de septiembre de 2017 en Sant Cugat del Vallès se constituyó la Mesa de fiscalidad local industrial con afectación a la industria “como un espacio de intercambio de conocimiento y cooperación de las políticas fiscales en relación a la promoción y el impulso del tejido industrial en nuestra comarca “. En esta sesión se presentó el documento Propuestas de recomendaciones ya mejoras en la elaboración de las ordenanzas, y la fiscalidad local con afectación a la actividad industrial, con el objetivo de disponer de un marco común de trabajo con unas primeras propuestas y recomendaciones compartidas. Paredes, explicó que “la mejora continua de este documento debe servir, no sólo para mantener y mejorar el marco común de cooperación, sino también como una guía general de ejemplos y buenas prácticas por el conjunto de ayuntamientos”.

La Tabla de fiscalidad propone 22 recomendaciones de mejora a los ayuntamientos

El documento de recomendaciones concreta hasta 22 posibles mejoras distribuidas en cuatro grandes bloques: para establecer unos mínimos y mejor armonización de las bonificaciones existentes entre ayuntamientos para activar nuevas medidas fiscales innovadoras que fomenten la actividad industrial sostenible, para contribuir a una territorio que facilita desarrollo de la actividad industrial y por una gestión más eficiente de fiscalidad por parte de los ayuntamientos.

Como balance, cabe destacar, que en las nuevos ordenanzas de los ayuntamientos vigentes para este año ya se han incorporado algunas de estas propuestas presentadas el año pasado en cinco municipios: Castellar del Vallès, Montcada i Reixac, Polinyà, Rubí y Sant Cugat del Vallès. Y es que, a través de las ordenanzas municipales se pueden articular mecanismos como bonificaciones, exenciones, simplificación de los trámites, fomento de actividades y otros, que ayuden a instalarse nuevas empresas

En la sesión también se expusieron experiencias de buenas prácticas recientes: como el proceso de incentivos y adecuación de la fiscalidad seguido en la deslocalización de la empresa Delphi por el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès, la apuesta por unas nuevas ordenanzas verdes del Ayuntamiento de Rubí o la activación de una bonificación para impulsar la rehabilitación de naves industriales obsoletas por el Ayuntamiento de Polinyà.

Finalmente, en la sesión del viernes también se presentaron el resto de acciones por el Plan de trabajo 2018-2019, como son: valorar el impacto y posibilidad de establecer un incentivo o bonificación de impulso del sector industrial para el conjunto de la comarca de cara a las ordenanzas de 2019, la elaboración de un protocolo de calidad compartido a nivel comarcal en los trámites de las licencias de obra y apertura de actividades, y la realización de reuniones con organismos e instituciones de alcance supralocal implicadas en la gestión de trámites administrativos para mejorar los procedimientos.

La mejora de la fiscalidad local y la simplificación administrativa una medida del Pacto por la Reindustrialización

La fiscalidad local con afectación a la actividad industrial es uno de los ámbitos de trabajo más importantes de cara a configurar y avanzar hacia una política industrial común en la comarca. Si bien la capacidad potestativa de los ayuntamientos es escasa, una mejor coordinación, armonización y transferencia de las bonificaciones e incentivos de fomento de la actividad industrial en los que tienen capacidad permitiría disponer de un entorno más competitivo, en beneficio del conjunto de municipios.

Lideran esta medida del Pacto por la Reindustrialización del Ayuntamiento de Castellar y el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès y las patronales CIESC y CECOT.

Anuncios