Las listas de espera en la sanidad pública catalana han experimentado una reducción del volumen de pacientes y de los tiempos de acceso al quirófano, a una prueba diagnóstica o una consulta externa, gracias al Plan integral para la mejora de las listas de espera desplegado en los últimos dos años en Cataluña.

Desde el desarrollo del Plan 2016, y hasta este abril, se ha intensificado el ritmo de intervenciones quirúrgicas, hasta el punto de que, en términos relativos, el aumento de actividad quirúrgica supera en un 22,1% la realizada la año 2011, cuando la crisis económica frenarla. De hecho, de mayo de 2017 hasta abril de 2018, los hospitales han hecho cerca de 30.000 operaciones más -28.054- que al mismo período del año anterior: esto ha supuesto pasar de operar una media de 1.390 personas en 1.500 cada día.

En global, en este último año se han realizado 373.950 intervenciones quirúrgicas (8,1% más que entre mayo 2016-abril 2017); más de 2.270.000 primeras visitas al especialista y más de 730.000 pruebas diagnósticas.

La intensificación de la actividad también se ha notado en la concertación de primeras visitas con el especialista y en la realización de pruebas diagnósticas, que han superado, en un 13,2% y un 24,5% respectivamente, la actividad del año 2015 (año en que los datos son comparables).

Igualmente destacable es el hecho de que se ha conseguido una reducción del 10,4% de los pacientes en lista de espera para operarse, ya que ha pasado de los 179.264 en abril del año pasado a los 160.585 de abril de este año. La reducción de este volumen es muy significativa teniendo en cuenta la mayor entrada de nuevos casos a la espera de operación, derivados consecuencia, precisamente, de una mayor actividad en las consultas externas y pruebas diagnósticas.

En este sentido, desde diciembre de 2016 hasta abril de este año se ha reducido un 46,5% el número de pacientes que están fuera de plazo para ser operados. Así, si entonces había 16.081 personas en esta situación, ahora son 8.601; y si entonces había dentro de plazo el 90,2%, ahora son un 94,6%. Así pues, la mayoría de personas que esperan para ser operadas al sistema sanitario público de Cataluña no superan el tiempo establecido por ley para la intervención quirúrgica a la cuando se someterán. De hecho, se garantiza que casi nadie espera más del máximo establecido en determinadas operaciones, como por ejemplo en cirugía cardíaca -donde más del 99% de los pacientes esperan 90 días o menos-, intervenciones oncológicas -donde el 98% de los pacientes están dentro del plazo- o cataratas, prótesis de rodilla y prótesis de cadera -el 96% -.

Mejora en todos los tiempos de acceso

Con el Plan también ha bajado el tiempo medio de espera para una operación, una prueba diagnóstica y una consulta externa. En intervenciones quirúrgicas, supone esperar ahora 37 días menos que en diciembre de 2016; en pruebas diagnósticas la reducción es aún mayor -del 40%, con 34 días menos-, casi idéntica a la del tiempo para una primera visita con el especialista -del 43,4%, con 66 días menos.

Con el logro de estos resultados se pone de manifiesto la eficiencia del Plan, que pretendía ofrecer transparencia dando mejor información y más accesible; hacer una gestión proactiva de los pacientes priorizando aquellos que hace más tiempo que esperan; y aumentar la actividad focalizándose en intervenciones quirúrgicas priorizadas, las que tienen más pacientes en lista o fuera del tiempo establecido. Este último objetivo ha sido posible gracias a los 57M € adicionales destinados por el Departamento de Salud con la aprobación del presupuesto 2017, una de las acciones previstas en el Plan integral.

Mejoras en los 10 procedimientos quirúrgicos prioritarios

Si bien la actividad quirúrgica global ha aumentado un 8,1% respecto a los 12 meses anteriores, el incremento ha sido mayor -del 12,7% – en el caso de los 10 procedimientos priorizados, los que tienen más tiempo de espera o mayor volumen de pacientes (como prótesis de rodilla, hernias inguinales, reparaciones articulares o cirugía de espalda).

Para el conjunto de los 10 procedimientos se ha conseguido disminuir la lista en 6.006 pacientes, ahora representan un 15% menos que en abril de 2017. También se ha reducido a más de la mitad -un 54% de – los número de pacientes fuera de plazo, así como el tiempo medio de espera se ha recortado en 62 días.

Particularmente, destaca el incremento de actividad de obesidad mórbida (36,9%), de cirugía de espalda (31,1%) y de cirugía maxilofacial (30%) que consiguen reducir significativamente el número de pacientes en lista, el tiempo medio de espera y el número de pacientes que superan el plazo; con respecto a este indicador, en un 25,7%, un 43,2% y un 87,6%, respectivamente. Sin embargo, prótesis de rodilla es el procedimiento que consigue la mejora más destacada, con un 83,6% de los pacientes dentro del plazo frente del 67,7% de abril de 2017.

Transparencia y calidad de la información

Por último, y en la línea de trabajar para una mayor transparencia y calidad de la información, ya se ha extendido a todos los centros hospitalarios públicos de Cataluña la auditoría para conocer la calidad del registro y cómo se gestionan las listas en los centros sanitarios. Esta auditoría se inició a finales del 2016 como proyecto piloto en 7 hospitales, con el compromiso de extenderlo por todo el sistema público catalán. Hasta ahora, se han auditado 38 centros y el resto está previsto que finalicen a finales de este mes.

Anuncios