Nota de Prensa.- A las 20.15 h de ayer jueves, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario observó un vehículo con una conducción anómala que cometió una infracción de tráfico en la calle de la Rioja, a la altura de la avenida de Madrid. Los agentes detuvieron el vehículo y observaron que el conductor tenía sintomatología de haber consumido alcohol. Los agentes le realizaron la prueba estimativa de alcoholemia, en la que dio una tasa de 1,03 mg / l. Acompañaron al conductor a Jefatura para realizar las pruebas de alcoholemia evidencial, que nuevamente mostraron tasas positivas penales de 1,06 mg / l y 1,03 mg / l. También se comprobó que el conductor tenía una pérdida de vigencia del permiso de conducir y que el vehículo no tenía el seguro obligatorio en vigor. Los agentes procedieron a la detención del conductor por la alcoholemia positiva y por circular sin el permiso en vigor. También le denunciaron administrativamente por las infracciones de tráfico cometidas y por tener el seguro caducada, quedando el vehículo inmovilizado en el lugar. Los agentes abrieron diligencias penales al conductor explicando los hechos.

Un conductor da positivo de alcoholemia

A las 02:55 h de esta madrugada, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario ha observado un vehículo con una conducción errática en la Rambla de Egara y lo ha parado a la altura de la calle del Padre Labrador. Los agentes pidieron la documentación al conductor, que presentaba sintomatología de haber consumido alcohol. Los agentes le han realizado la prueba estimativa de alcoholemia, en la que ha dado una tasa de 0,70 mg / l. Los agentes le han acompañado a Jefatura para realizar las pruebas de alcoholemia de contraste, en las que ha dado tasas positivas penales de 0,70 mg / l y 0,73 mg / l. Se le han abierto diligencias penales por un delito contra la seguridad vial. Una conductora habilitada se ha hecho cargo del vehículo, previa desmovilización del mismo.

Pequeño desprendimiento de una fachada en la rambla de Francesc Macià

A las 19:10 de ayer, el 112 informó a la Policía Municipal del desprendimiento de parte de una fachada de un edificio de la Rambla de Francesc Macià, a la altura de la plaza del Agua, y que podría ser peligroso para los peatones. El 112 activó también al servicio de Bomberos. Una patrulla acudió al lugar y verificó que se había caído parte de una fachada de segundos piso, sin causar ningún herido. Los Bomberos realizaron un saneamiento de 2 m2 de la fachada para evitar nuevos desprendimientos. Finalmente, los agentes informaron al presidente del inmueble de la necesidad de pedir a su seguro la reparación de la fachada y llevar el número de póliza a Jefatura de Policía Municipal por si se deriva alguna responsabilidad.

Anuncios