Cae el consumo de tabaco en Cataluña


El consumo de tabaco en Cataluña continúa bajando y el año pasado alcanzó el índice mínimo desde que se recogen estos datos, hace más de 25 años. En concreto, en el año 2017, la prevalencia de fumadores diarios y ocasionales en mayores de 14 años fue del 24%, la cifra más baja jamás registrada. Respecto al año 2016, el año pasado fue destacable el descenso del consumo experimentado en las mujeres, ya que después de unos años en que éste estaba estancado entre el 21% y el 20%, el 2017 cayó hasta el 18 , 5%. A pesar de estos indicadores, que demuestran que se está haciendo un trabajo muy eficiente en la lucha contra el tabaquismo en Cataluña, aunque fuman más de un millón y medio de personas.

Estas son algunos de los datos relevantes que la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha hecho públicas hoy en el marco de la presentación de la XIX Semana Sin Humo, que se celebra desde el pasado viernes y hasta el próximo jueves, día en que se conmemora el Día Mundial contra el tabaco 2018. este año, esta jornada está dedicada a las cardiopatías, remarcando que el tabaco es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular. De hecho, de las 27 personas que, en promedio, mueren cada día en Cataluña por causa del tabaco, 7 son por culpa de enfermedades cardiovasculares. Y es que el tabaco hace que las arterias acumulen grasa y disminuyan su elasticidad, triplicando el riesgo de infarto de miocardio o angina de pecho.

El secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha puesto en valor el esfuerzo de la ciudadanía y de los profesionales sanitarios, especialmente de la atención primaria, para alcanzar este nuevo descenso en el consumo de tabaco. “Dejar de fumar es una muy buena idea y tenemos herramientas eficientes para ayudar a hacerlo”, dijo Yeso, aunque señaló los riesgos que supone la existencia del cigarrillo electrónico o el tabaco sin combustión.

La causa de 1 de cada 6 muertes en Cataluña

2015 se registraron en Cataluña 9.485 muertes atribuibles al consumo de tabaco, una cifra que aumentó ligeramente después de años anteriores en que descendía.

Según datos del año pasado, un 21,7% de los fumadores en Cataluña lo hacen a diario y un 2,3% de forma ocasional. El consumo es más elevado entre personas de 25 a 34 años y es superior en hombres en la mayoría de grupos de edad. También es más alto en hombres de clase social baja y en personas de nivel de estudios primarios y sin estudios. Es especialmente destacable el hecho de que el consumo diario en escolares de 14 a 18 años se redujo a la mitad entre 2004 y 2016, pasando de un prevalencia de aproximadamente del 20% a una del 9,2%. De hecho, el consumo de tabaco entre los alumnos de secundaria de entre 14 y 18 años llegó a sus valores más bajos el 2016.

El año pasado continuó bajando la venta de cigarrillos (la cifra más baja hasta ahora y equivalente a la mitad que en 2015), así como también de cigarros y de tabaco de liar (cerca de 100.000 kilogramos menos que el máximo vendido , en 2013). Lo que se ha mantenido ha sido el buen desempeño de la prohibición de fumar en lugares públicos, que lleva a 9 de cada 10 personas a declarar que disfrutan de un ambiente libre de humo en diferentes entornos, como el puesto de trabajo o el hogar.

Estudiantes de ESO y el tabaco de liar

El Gobierno catalán actúa para reducir el consumo en diferentes frentes, como evitando la exposición involuntaria al humo del tabaco y creando ambientes sociales libres de humo o previniendo el inicio del tabaquismo en adolescentes y jóvenes. En este sentido, más de 4.000 alumnos de ESO han participado este curso en el programa ‘Clase sin humo’, trabajando específicamente el tabaco de liar.

Otro eje es promover el abandono tabáquico en la población fumadora. En este ámbito, alrededor de 60.000 personas dejan de fumar cada año en Cataluña. En concreto, el año pasado, lo hicieron 44.210 personas atendidas por los equipos de atención primaria (EAP, según datos del ECAP) y 10.193 siguieron tratamiento de cesación a los centros integrados en la Red Catalana de Hospitales Sin Humo ( XCHSF). De hecho, Cataluña es uno de los pocos territorios del Estado que financia el tratamiento farmacológico en grupos seleccionados de pacientes, como personas con problemas de salud mental y algunas enfermedades crónicas, residentes en barrios de bajo nivel socioeconómico o mujeres embarazadas; en concreto, el año pasado se distribuyeron de forma gratuita 486 tratamientos completos.

Por su parte, el Consejo de Colegios de Enfermeras y Enfermeras de Cataluña, ha creado una línea de trabajo para la prevención y control del tabaquismo que quiere añadirse al resto de esfuerzos de los agentes de salud del territorio catalán para reducir el impacto del tabaco en nuestra sociedad. Este año ha diseñado un concurso dirigido a las enfermeras y estudiantes de enfermería para que den visibilidad de su contribución en la prevención y control del tabaquismo desde sus diferentes áreas de actuación.

Por último, Salud también se implica en la lucha contra el tabaquismo a través del Plan director de enfermedades del aparato circulatorio, que determina las líneas directrices para impulsar, planificar, coordinar y evaluar las actuaciones a desarrollar en el ámbito de la promoción de la salud de las enfermedades del aparato circulatorio (enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares), la prevención, el tratamiento y la rehabilitación, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Prohibir fumar en el coche y subir el precio del paquete

La Semana Sin Humo reúne los esfuerzos de muchas entidades y la administración para sensibilizar a la población de la importancia que tiene para la salud el hecho de no iniciarse, abandonar el consumo de tabaco y poder disfrutar de un ambiente libre de humo ; el lema para este año es ‘Vive a saco, sin tabaco’.

Por otra parte, la muestra tomada en Cataluña de la encuesta elaborada con motivo de esta Semana -con la participación de más de 5.000 personas, cerca del 70% mujeres-, apunta diferentes conclusiones relevantes. En primer lugar, el 62% de los fumadores han hecho al menos un intento para dejar de fumar. En segundo lugar, el 90% de los no fumadores considera que debería estar prohibido fumar en vehículos privados o, al menos si acuden personas vulnerables; este dato es destacable considerando que en la encuesta realizada el año pasado este porcentaje no superaba el 66%. También un 66% considera este año que debería estar prohibido fumar en lugares públicos al aire libre, como recintos deportivos, piscinas o centros comerciales abiertos.

La encuesta concluye, además, que las medidas más valoradas para reducir el consumo de tabaco es la prevención en jóvenes e incrementar el precio y los impuestos del tabaco: en concreto, subirlo hasta 8 euros el paquete, según el 62 , 4 %% de los encuestados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s