El presidente del Consejo, Ignacio Giménez, pide “sacar el requisito de riesgo social para poder obtener una ayuda de comedor del 100% y que si alguien está por debajo del umbral de la pobreza pueda recibir una beca del 100%”. El Consejo Comarcal alarma que la jornada intensiva y la eliminación de los comedores de los institutos ha ocultado un problema grave: no se está garantizando la suficiencia alimentaria a los niños y niñas que llegan a la ESO.

Los datos presentados hoy por el Consejo Comarcal del Vallès Occidental ponen sobre la mesa una realidad preocupante sobre la pobreza infantil en la comarca. Según un estudio presentado hoy, se confirma que existe una situación de cronificación de la pobreza, con un 15% de niños y niñas en edad escolar que viven en una situación de pobreza por la problemática situación de sus familias. De hecho, un 20% de las familias solicitantes de beca comedor el curso 2016-2017, no tenían ningún ingreso. Y todavía otro dato: la mediana de las familias solicitantes de becas tienen una renta de 7.400 euros anuales -muy por debajo del umbral de la pobreza de 13.070 euros anuales- y aún así sólo un 12% reciben una beca del 100 % para cubrir la totalidad del coste del comedor de sus hijos e hijas.

El presidente del Consejo Comarcal, Ignacio Giménez ha explicado hoy los principales datos del Informe sobre el programa de ayudas individuales de comedor en el Vallès Occidental, que se ha presentado en la jornada “Pobreza en la infancia. Situación y retos en el Vallès Occidental “. Según el presidente comarcal y alcalde de Castellar, “VIEMA con mucha preocupación los datos que nos aporta este informe. Nos dejan sobre la mesa aspectos muy preocupantes sobre la suficiencia alimentaria, la atención a la infancia y la cronificación de la pobreza “.

Giménez ha explicado que “los datos nos confirman que tenemos una situación de cronificación de la pobreza, con familias con unas rentas anuales de 7.400, y vemos con preocupación el hecho de que la pobreza se concentra en diferentes zonas de la comarca. Cabe destacar que un 40% de las escuelas tienen una tasa de alumnos becados que supera el 15% -de cada 100 alumnos de aquella escuela, 15 están becats- e incluso, hay 12 escuelas donde esta tasa es superior al 40% y llega en algunos casos al 65% “.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que las posibilidades de las familias de recibir una beca de comedor del 100% del coste son muy pocas. Este año, del total de becas asignadas, sólo un 12’6% son del 100%. El resto sólo cubren la mitad del coste ya que para poder acceder al 100% hay que cumplir situaciones sociales muy graves que equivaldrían al desamparo. Este hecho acaba derivando en una mayor inversión por parte de los ayuntamientos para cubrir este costo para que las familias no pueden afrontarlo.

Es por ello que el presidente del Consejo Comarcal afirma que “tenemos el reto de sacar el requisito de riesgo social para poder obtener una ayuda de comedor del 100%. Si alguien está por debajo del umbral de la pobreza debe poder recibir una beca del 100%. Nos estamos encontrando con casuísticas que hacen que una persona que no tiene ningún ingreso no pueda acceder a la beca del 100% y tenemos que poder cambiar esta situación “.

El Informe presentado hoy también pone de manifiesto la situación que se vive en la Educación Secundaria, donde la jornada intensiva y la desaparición de los comedores hace que las familias que hasta 6º de Primaria reciben una ayuda de comedor dejen de recibirlo cuando el hijo o hija hace 1º de ESO. En este sentido Giménez apunta que “es un escándalo que haya una jornada intensiva que hace las familias pierdan esta ayuda. La jornada intensiva ha hecho ocultar un problema y se termina creando un gran hueco entre la primaria y la secundaria y por eso hemos tenido que intentar innovar desde el mundo local, con propuestas como el Comemos Juntos que ponemos en marcha ahora en diferentes institutos “. “No se está garantizando la suficiencia alimentaria a los alumnos de Secundaria y hay niños desatendidos”.

Jornada de debate sobre pobreza infantil

El estudio sobre las ayudas de comedor, elaborado por el Observatorio comarcal, se ha presentado en el marco de la sesión “Pobreza en la infancia. Situación y retos en el Vallès Occidental “. Los participantes han debatido sobre la situación actual y futuros retos en situaciones de pobreza en la infancia. También se han presentado los principales resultados e indicadores sobre pobreza infantil y desigualdades de los municipios del Vallès Occidental con el Informe sobre el programa de ayudas individuales de comedor en el Vallès Occidental. Esta jornada y el estudio presentado es fruto del trabajo del Consejo Comarcal desde la Comisión Mixta para la pobreza y la desigualdad, creada a raíz del acuerdo del Consejo de Alcaldes para abordar esta cuestión. El profesor de Sociología en la Universidad de Zaragoza e investigador sobre pobreza e infancia en diferentes grupos de investigación, Pau Marí-Klose ha participado en la jornada con una ponencia específica sobre pobreza infantil.

Pau Mari-Klose ha destacado “la necesidad de invertir en infancia” y aseguró que “la pobreza infantil deja cicatrices que no se pueden llegar a curar nunca”. En su intervención ha hecho una radiografía de la siutació de pobreza infantil en Cataluña y aseguró que “es una situación bastante excepcional porque la situación de Cataluña en pobreza infantil es mucho más mala que en Europa, mientras que en riesgos de pobreza Cataluña está a los datos de Europa “. Marí-Klose ha asegurado que “nos debe preocupar la pobreza infantil por justicia social pero también por los efectos corrosivos que tiene sobre las oportunidades de vida y sobre todo en el terreno educativo, ya que afecta las capacidades de aprendizaje”. En este sentido ha apuntado que hay que poner en marcha políticas para paliar esta situación.

Anuncios