casiERC, PdeCAT (el nombre con el que CDC intenta huir de su oscuro pasado) y la CUP, es decir los partidos que han apoyado el intento de golpe contra la democracia a favor de la ruptura del país, con el voto también favorable del populismo podemita, y la inestimable ambigüedad que caracteriza a la derecha socialista que siempre andan con el “ni sí, ni no, sino todo lo contrario”, que apoyó parte de la propuesta. el pleno de ayer creyó descubrir que en España hay “presos políticos”.

Esta hilarante afirmación que no tiene aparentemente más finalidad que la figuración cuando parece ser que hay pocos problemas locales que afrontar, solamente fue rechazada por Ciudadanos y el PP.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios