Un golazo de Fran Piera en el min. 47,y el de Alvaro Casas en propia puerta en el 92, son suficientes como para seguir adelante y soñar cada vez con más elementos reales, con el retorno a la Segunda División B del fútbol profesional.

Ahora resta esperar el partido de vuelta el próximo domingo en tierras gallegas que decidirán el futuro inmediato y posiblemente mediato del equipo. Aunque la renta de 2-0 para los rojos es bastante buena, nunca hay que fiarse de las ventajas, porque el fútbol es un deporte que suele deparar muchas sorpresas.

Imagen del twitter de la SD Compostela

Anuncios