Nota de prensa.- El Ayuntamiento de Terrassa registró a lo largo de 2017 un total de 1.641 licencias urbanísticas, autorizaciones de obras y comunicaciones de adecuaciones de locales, lo que representa un incremento aproximado de un 9% respecto a las 1.497 correspondientes a 2016. Por en cuanto a la tipología, en este periodo se tramitaron 620 expedientes para obras menores, 412 para adecuaciones de locales, 241 para obras mayores y 183 para aperturas de zanjas. Del total de 1.641 licencias solicitadas, el Consistorio otorgó 1.454. Así lo recoge la estadística de licencias urbanísticas del ejercicio 2017.

Un 56% más de ingresos

El Ayuntamiento de Terrassa ingresó en el año 2017 un total de 669.739,87 euros en concepto de tasas urbanísticas, lo que supone un 56% más que el ejercicio del año anterior, cuando el Consistorio recaudó 422.395,09 euros . Destaca especialmente el aumento de las licencias de vallas y silos, apertura de zanjas, parcelamiento e instalación y comunicación de obras. Por el concepto de obras mayores el Consistorio ingresó el año pasado 137.474,96 euros, un 15% más que en 2016, cuando esta cifra alcanzó los 119.532,06 euros.

Este incremento en la recaudación confirma la tendencia alcista de la actividad inmobiliaria en Terrassa, que es una constante desde el año 2014, tal y como demuestra el hecho de que la ciudad haya pasado de 162.000 m2 de superficie construida en 2014 a los 273.000 m2 de 2017.

Sin embargo, en 2017 también se registró el mayor incremento en la solilicitud de licencias de obras mayores para la construcción de viviendas de nueva planta desde 2010, con 537 expedientes, que consolidan el crecimiento progresivo experimentado desde el año 2014, punto de inflexión de la crisis inmobiliaria, en el que sólo se solicitar licencias para 15 viviendas, todas unifamiliares o bifamiliares. La recuperación en estos tres últimos años ha sido del 142%, ya q ue el ejercicio de 2017 se cerró con 371 unidades de vivienda solicitadas, 321 de las cuales en edificios plurifamiliares, una cifra que triplicó la contabilizada el 2016. de las licencias concedidas en 2017, 115 correspondieron a dos promociones en el barrio del Cementerio Viejo y 98 a dos promociones del barrio de Can Roca.

Menos aparcamientos y locales

El año 2017, en cambio, se cerró con menos aparcamientos (tanto por superficie como por unidades) y menos locales que en 2016. Este descenso se debe a que el año 2016 se otorgaron las licencias de aparcamientos y locales comerciales del centro comercial Terraza Plaza, que concentró la mayoría de licencias de este tipo.

En cambio, se registró un aumento notable de la superficie industrial, que se multiplicó casi por cinco, pasando de 4.298,05 m2 en 2016 a 20.434,99 m2 en 2017.

En cuanto a las licencias de ampliaciones, el ejercicio de 2017 contabilizó un aumento de un 28% de las destinadas a viviendas y disminuyeron tanto las concedidas para ampliar aparcamientos como locales.

En relación a las reformas, el Ayuntamiento otorgó en 2017 más licencias para viviendas, locales y naves industriales, y menos para aparcamientos.

En general, por los conceptos de nueva planta, ampliaciones y reforma se detectó en Terrassa un incremento global de la superficie construida o reformada (un 18% respecto a 2016) impulsado, principalmente, por el peso de la reforma.

En cuanto a la distribución geográfica, el Distrito 2 fue el que recibió más licencias, con un total de 289, de las cuales 276 corresponden a plazas de aparcamiento. Le siguen el Distrito 5, con 186 licencias concedidas, y el Distrito 2, con 127. En cambio, lo que más licencias de vivienda nueva registró fue el Distrito 5 (83), seguido del Distrito I con 47.

En el apartado de reformas, el Distrito 1 concentró la actividad más importante, con 92 licencias para la reforma de viviendas y 125 para locales.

Anuncios