Nota de Prensa.- A las 21.00 horas del viernes la Policía Local de Viladecavalls comunicó a la Jefatura que tres caballos se habían escapado de una hípica de su localidad y que se habían introducido en la férrea de la RENFE en dirección en Terrassa.

Dos unidades policiales se dirigieron al principio de las vías del tren del término municipal de Terrassa para localizar los caballos, a los que se les encontró en el tramo de vía del paseo del Veintidós dos de Julio con Josep Tarradellas,

Los agentes accedieron a la vía férrea cortando una de las vallas metálicas, y mediante una cuerda facilitada por un particular, van aenlazaron los y retrocedieron caminando todo el trayecto hasta la zona del barrio del Roc Blanc, donde les quitaron.

Mientras tanto, desde central de comunicaciones de Jefatura se hicieron las gestiones adecuadas para averiguar la titularidad de los equinos, cuyos propietarios estaban en Roc Blanc para hacerse cargo y evacuarlos con un camión destinado a tal efecto.

A continuación, se pidió a la Policía Local de Viladecavalls que, lo antes posible, hicieran un control sobre la hípica de donde se fugaron los caballos, por si reunía las condiciones adecuadas para alojar estos animales.

También se encintar el tramo donde se había cortado la valla metálica para cerrar el paso de cualquier persona, a la vez que se contactó con RENFE para que la repararan inmediatamente.

La Policía Municipal instruyó unas diligencias penales contra un conductor que conducía seriamente afectado por la ingesta de alcohol

Una patrulla de la Policía Municipal detuvo a un conductor que conducía en estado ebrio por la zona del barrio de San Pedro Norte. Fue sobre la 1 de la madrugada del sábado que los agentes policiales fueron alertados por unos vecinos que un conductor había chocado contra un vehículo bien estacionado en la rambla de Francesc Macià y que se había marchado del lugar sin facilitar ningún dato y circulante de manera insegura.

Los agentes hicieron una batida por los alrededores y lo detuvieron en la calle Provença. En pedirle la documentación, comprobaron que el conductor estaba bajo los efectos del alcohol, por lo que los trasladaron hasta las dependencias policiales, donde le sometieron a las pruebas de impregnación alcohólica en un etilómetro de precisión , en el que dio tasas de 1,10mg / ly 1,09mg / l, por lo que se le informó que se le instruye diligencias penales por estar implicado en un delito contra la seguridad del tráfico. También se le denunció por la vía administrativa por no facilitar los datos correspondientes al estar implicado en un accidente de tráfico.

El vehículo del infractor se inmovilizó en la vía pública mediante una trampa municipal. En cuanto al vehículo colisionado, se dejó nota en el parabrisas para que el titular se presentara en estas dependencias policiales a fin de facilitarle los datos correspondientes.

Un conductor sancionado administrativamente por conducir un vehículo de motor y dar positivo en las pruebas de alcoholemia

A las 3.15 horas de la madrugada del sábado dos agentes de la Policía Municipal detuvieron a un conductor que circulaba de forma errática por la calle de Sabadell, en el barrio del Plan de Bon Aire.

La patrulla comprobó que el infractor olía a alcohol, por lo que se le instó a soplar en el etilómetro de precisión, en el que dio resultados de 0,60mg / l en cada una de las pruebas de alcoholemia. Se le sancionó por la administrativa, mientras que se le inmovilizó el vehículo en el lugar de los hechos.

Un herido a causa de un accidente de tráfico en el barrio del Pla de Bon Aire

Una patrulla de la Policía Municipal actuó en un accidente de tráfico que había ocurrido a las 8.30 horas del viernes, en la que uno de los conductores no respetó una señal de ceda el paso de la calle de Sabadell esquina con la calle de Berga. Fue necesaria una ambulancia, que trasladó unos de los conductores a Mutua de Terrassa, donde fue atendido de lesiones leves.

Anuncios