.A las diez y media de la noche, como estaba pautado, los terrassenses pudieron contemplar el tradicional castillo de fuegos con los que se clausura anualmente la fiesta mayor de los vecinos del sector céntrico de Terrassa, la más espectacular de las que se realizan en la ciudad al querer darle un caracter general.

Con sardanas y Rom Cremat, culminaron unos actos que comenzaron la semana anterior con el encendido del cirio y que prosiguió con varios actos y espectáculos, con Rosana y Los del Río como plato fuerte.

Anuncios