Robaban en pisos y se hacían pasar por menores para minimizar la acción penal


Los Mossos de la Unidad de Investigación de Rubí coordinadamente con la de Cerdanyola del Vallés, la de Terrassa y agentes de la División de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Norte detuvieron el 27 de junio tres hombres, uno de ellos menor de edad, por varios robos en viviendas del Vallès Occidental. Los dos hombres mayores de edad eran de nacionalidad chilena, de 19 años y con domicilio desconocido.

El primer hecho relacionado con los detenidos sucedió el 15 de junio de este año en la localidad de Bellaterra, en Cerdanyola del Vallès. Los autores escalaron un edificio y sustrajeron joyas, relojes, aparatos electrónicos y dos juegos de llaves de dos vehículos. Tres días después, el 18 de junio alrededor de las 23.00 horas, se cometió otro robo en el mismo domicilio y, en esta ocasión, los ladrones se llevaron los dos vehículos, de los que las claves ya habían sido robadas.

El 23 de junio, alrededor de las 15:00 se produjeron dos robos en domicilios en la zona de Las Fuentes, en el municipio de Terrassa. En el primero se llevaron varios efectos incluyendo joyas y en el segundo fue una tentativa ya que fueron sorprendidos por los propietarios. Los investigadores tuvieron conocimiento del número de matrícula del vehículo con el que huyeron los ladrones. Se da la circunstancia de que, la matrícula correspondía con la de un del coches que unos días antes habían robado de Bellaterra.

Pocos días después, el 26 de junio, los investigadores localizaron el vehículo sustraído circulando por la localidad de Sant Cugat del Vallès. El conductor, al ver a los agentes, condujo de forma temeraria hasta colisionar con el coche policial y logró huir. Los mozos pero, vieron los tres ocupantes del vehículo y observaron que su fisonomía coincidía con la descripción que tenían los tres hombres.

El hecho de que los investigadores vieran los posibles autores dentro del coche posibilitó que relacionaran los ocupantes del vehículo con un hecho que había sucedido el 19 de junio en Sant Cugat, en el que una mujer sufrió un robo violento. La mujer se encontraba en la calle cuando le hicieron un tirón en su bolso de mano, el agresor huyó en un coche igual que el que había sido sustraído en la casa de Bellaterra. La descripción que los testigos hicieron del agresor también coincidía con uno de los hombres que los agentes habían visto dentro del coche que huyó.

Con los autores identificados, los agentes comprobaron que los tres habían tenido un gran número de detenciones previas en que siempre constaban como menores. Con la autorización de Fiscalía de Menores, los investigadores hicieron una investigación del grupo y el 3 de julio los agentes detuvieron uno de los jóvenes en Rubí cuando quería entrar en una tienda de compraventa de oro.

Durante el registro del chico los agentes encontraron varias joyas que se disponía a vender y su documentación auténtica en la que constaba como mayor de edad. Por lo tanto, el arrestado había dado una identidad falsa en la que constaba como menor en sus detenciones anteriores.

Los investigadores relacionaron las joyas que llevaba encima el joven con las que se sustrajeron en un robo con fuerza que se había producido en un domicilio de Castelldefels el 26 de junio.

El mismo día, 3 de julio, los agentes localizaron los otros dos jóvenes también en Rubí. Uno de ellos llevaba encima documentación donde constaba como mayor de edad. Hecho que demostró que también había estado utilizando documentación falsa en detenciones anteriores para simular que era un menor. Este joven fue arrestado. El otro chico no llevaba documentación encima pero los agentes lo tenían registrado como un menor de edad y se lo puso a disposición de Fiscalía de Menores.

La detención de los tres jóvenes permitió a los investigadores relacionarlos con otros hechos, como una tentativa de robo con fuerza el 13 de junio en Sant Cugat. En esta ocasión los mozos de Sant Cugat los detuvieron in fraganti pero los jóvenes no iban documentados y constaban como menores de edad.

También con otra tentativa de robo con fuerza en el barrio de Sarrià de Barcelona el 28 de junio, en la que los jóvenes huyeron corriendo cuando vieron a la policía y librarse del material que estaban utilizando para forzar las puertas. Los jóvenes finalmente fueron interceptados y los objetos recuperados. Los chicos constaban también como menores y no llevaban encima ninguna documentación acreditativa.

También en Terrassa se produjeron dos robos que los investigadores relacionaron con los tres jóvenes detenidos. El primer caso fue el 23 de junio alrededor de las 15.15 horas y el robo con fuerza fue en grado de tentativa, ya que la alarma alertó a los propietarios que cuando llegaron al domicilio vieron como los tres jóvenes huían corrientes en un coche. El segundo caso fue un robo con fuerza consumado que se produjo el mismo día que el primero, el 23 de junio.

Los ladrones accedieron al domicilio forzando las rejas de la ventana de la cocina y se llevaron joyas de adentro.

Los dos jóvenes mayores de edad pasaron a disposición judicial el 6 de julio y el juez decretó su ingreso en prisión. El menor de edad quedó en libertad pero pasó a ser tutelado por la DGAIA por orden de Fiscalía de Menores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s